Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Remozan puente que era ocupado por vendedores

b La infraestructura no recibía mantenimiento

Empleados municipales realizan los últimos detalles en el puente. foto edh / cristian díaz

Empleados municipales realizan los últimos detalles en el puente. foto edh / cristian díaz

Empleados municipales realizan los últimos detalles en el puente. foto edh / cristian díaz

SONSONATE. La alcaldía sonsonateca terminará esta semana los trabajos de mejoramiento en el puente que está en la calle Obispo Marroquín, sobre el río Sensunapán, luego que vendedores informales lo utilizaron por 35 años como una especie de mercado.

En el sitio habían instalado infraestructuras de láminas, hierro y algunos negocios incluso tenían instalaciones eléctricas.

Las aceras estaban ocupadas por dichas estructuras por lo que los peatones eran obligados a caminar en la calle, bajo el riesgo de ser atropellados por algún vehículo, pues la arteria es una de las principales de la ciudad.

Sin embargo, cuando la megaplaza comenzó a funcionar, en enero del año pasado, los vendedores tuvieron que abandonar el puente para trasladarse a dicha infraestructura.

Pero el puente quedó en malas condiciones estéticas debido a que durante las más de tres décadas que fue ocupado por los vendedores, nunca recibió mantenimiento, reconocieron empleados municipales.

Las obras

La arquitecta Arleth Flores, del departamento de proyectos de la alcaldía, explicó que los trabajos comenzaron en diciembre pasado. Invertirán 11 mil dólares, que son de fondos propios.

"Se está reparando los pasamanos (que son de cemento) y los pedestales que existían. Se le están instalando acabados y se pretende mantener el diseño original", explicó Flores.

Además, la municipalidad instalará iluminación decorativa, como globos y farolitos, entre otros.

El puente tiene seis metros de ancho por 30 metros de longitud.

Los sonsonatecos avalan el mejoramiento del puente; aunque algunos opinaron que los vendedores informales fueron perjudicados, pues se les quitó la fuente de ingreso debido a que en la infraestructura obtenían grandes ganancias por la cantidad de personas que transitan por este.

Ahí comercializaban, principalmente, ropa, cosméticos y herramientas agrícolas.

"Está bien que arreglen el puente porque se miraba abandonado", expresó un sonsonateco, Efraín Umanzor.

La empleada de un local formal de la zona, Ana Cruz, expresó que el área del puente ha sido oscura, lo que facilita los asaltos de las personas que transitan por el lugar, sobre todo en las noches.

Por ello, expresó que con las mejoras en la iluminación espera que dichos casos no se registren. "Por una parte hay amplitud; pero por otra hay mucha gente que necesita ganar", dijo en referencia a los vendedores que fueron quitados del puente.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación