Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Remodelación en iglesia de Atiquizaya está inconclusa

Todo el proyecto a ejecutar supone una inversión de $61,564.32

Los trabajos estarían concluidos en diciembre; pero tardarán dos meses más. Foto EDH / R. Zambrano

Los trabajos estarían concluidos en diciembre; pero tardarán dos meses más. Foto EDH / R. Zambrano

Los trabajos estarían concluidos en diciembre; pero tardarán dos meses más. Foto EDH / R. Zambrano

AHUACHAPÁN. Los trabajos de restauración de la fachada de la parroquia Inmaculada Concepción de María, en Atiquizaya, se suponía que iban a ser terminados en cuatro meses, a partir del 19 de agosto.

Sin embargo, la alcaldesa de la ciudad, Ana Luisa Rodríguez de González, dijo que será hasta febrero que estén concluidos.

Este templo sufrió serios daños en los terremotos de 2001; pero fue hasta el año 2013 que comenzaron a repararlo.

De González no especificó por qué será el atraso en las obras, que son financiadas, principalmente, por la municipalidad.

Las obras en las torres donde están los campanarios aún no han sido finalizadas, entre otros trabajos.

Las autoridades del municipio y de la parroquia pretendían que las obras en el templo estuviera listas para las fiestas patronales, a inicio de diciembre.

No obstante, los feligreses deberán de esperar cerca de dos meses más para ver concluidos los trabajos en la fachada, que es donde presentaba los daños más severos.

En la parte central de la fachada y en la parte alta, había una grieta que amenazaba con ceder toda esa parte. Ya fue reparada.

Datos proporcionados por la Unidad de Adquisiciones y Contrataciones (UACI) de la alcaldía atiquizayense consignan que la comuna pondrá $35,822.20 para el proyecto; mientras que la parroquia aportará, como contrapartida, $25,742.12.

Todo el proyecto a ejecutar supone una inversión de $61,564.32.

Sin embargo, las autoridades de la parroquia han dicho que requieren un total de 100 mil dólares para reparar los daños que tiene todo el templo.

Este data de 1899, por lo que es considerado como un Bien Cultural.

De hecho, la Secretaría de Cultura de la Presidencia tuvo que avalar los trabajos que se están ejecutando.

Una de las feligreses, María Eugenia Cantaderio, expresó su alegría por los trabajos, ya que consideró que el mal estado de la fachada de la iglesia daba una impresión que estaba abandonado.

Ahora, gran parte de este, luce renovado, dijo.

El mal estado en que se encontraba el templo había obligado a no permitir el ingreso de las personas por la entrada principal.

Debían de utilizar los costados por miedo a que la fachada cediera de forma repentina y generara una desgracias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación