Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Relajación con yoga en el Parque Bicentenario

Las maestras de Yogashala imparten gratis estas prácticas el último sábado de cada mes en este lugar

Las posturas del yoga involucran un cuadre y apertura de cadera, tener el pecho activo, igual que el abdomen, entre otras. Fotos EDH / Jorge Reyes

Las posturas del yoga involucran un cuadre y apertura de cadera, tener el pecho activo, igual que el abdomen, entre otras. Fotos EDH / Jorge Reyes

Las posturas del yoga involucran un cuadre y apertura de cadera, tener el pecho activo, igual que el abdomen, entre otras. Fotos EDH / Jorge Reyes

A las 6:30 de la mañana, los últimos sábados de cada mes, muchos habitantes de la capital y otras ciudades se reúnen para practicar yoga en el parque Bicentenerio.

Los encargados de impartir estas prácticas son los instructores del centro de yoga Yogashala.

Débora Zighelbom, una de las maestras destacó los beneficios de la disciplina: "es una práctica que te ayuda a nivel emocional, a nivel mental y a nivel físico. Hay una unidad y una armonía entre tu cuerpo, tu mente y las emociones".

También explicó que esto se logra gracias a las posturas, ya que hay que "estar presente" en cada una de ellas, saber cómo se siente la persona y observar su cuerpo. Esto hace que el practicante viva el presente y trae consigo fuerza en el cuerpo, estabilidad, balance y mucha flexibilidad emocional y mental.

Sin embargo la respiración en el yoga, según Zighelbom, es lo más importante, es lo que distingue esta disciplina de otras.

"Es una respiración realmente traqueal. La nariz tiene vellos que ayudan a poner el aire húmedo y caliente para el cuerpo, la boca no. Eso hace que el cuerpo se mantenga caliente, te acelere el metabolismo y tu cuerpo responda a las posturas", explicó.

Los asistentes

Otoniel Catota fue uno de los asistentes a las prácticas de yoga, era primera vez que llegaba al lugar, dijo una de sus motivaciones era buscar la relajación.

"He practicado artes marciales y digamos que tengo un poquito de experiencia en la respiración. Es bastante relajante y beneficiosa", sostuvo.

Daniela Olivares, otra de las personas que llegó por primera vez, mencionó que practica esta disciplina en casa.

"Permite ir viendo el desarrollo propio, regala estabilidad, fuerza y poder ver desarrollo de cada persona a medida que vas encontrando una postura más correcta", dijo.

"El yoga es una disciplina que me transporta a otro lugar y sobre todo ayuda a mejorar la flexibilidad", destacó Wendy Martínez, otra de las asistentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación