Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ahuachapán

Refrigerios en varias escuelas incluyen frutas y verduras

Se realiza en escuelas de Occidente y Usulután

Nutrición escolar

Las frutas y hortalizas son adquiridas a productores locales, lo que permite además de mejorar la nutrición de los alumnos, estimular la economía. | Foto por elsalv

Un total de 30,000 alumnos de  77 escuelas del país, reciben refrigerio escolar, que incluye frutas y verduras, a través de la implementación del proyecto Fortalecimiento a los Programas de Alimentación Escolar.

Esto en el marco de la Iniciativa de América Latina y El Caribe Sin Hambre 2025, que impulsa desde el 2013 en El Salvador la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la  República Federativa de Brasil.

Es un apoyo al Programa de Alimentación y Salud Escolar (PASE), que desarrolla el Ministerio de Educación.

Ventajas
El proyecto ha permitido que los alumnos de estas escuelas tengan un refrigerio más balanceado ya que incluyen ejotes, tomates, plátanos, rábanos, ayote, guineos, yuca,  mandarinas, sandías, papayas, huevos, y melón, entre otras frutas y hortalizas.

Estos sirven de complemento a los productos básicos que entrega Educación en las escuelas, como arroz, frijol, azúcar, bebida fortificada, leche líquida y en polvo, y aceite.

Los productores también han sido beneficiados ya que las frutas y hortalizas son comercializadas por ellos, lo que les genera mejores ingresos ya que venden a precios competitivos y sin intermediarios. Además, tienen garantizada su venta en las instituciones educativas.

Sólo en Atiquizaya, donde se benefician 22 escuelas, están destinados $86,000 anuales para la adquisición de frutas y verduras a los productores.

Paralelamente, las tiendas escolares han mejorado la calidad de los productos que venden a los alumnos para que sean más nutritivos.

La directora del Fortalecimiento a los Programas de Alimentación Escolar de la FAO, Yanira Calderón, expresó que promueven un modelo de escuelas sostenibles que hace énfasis en que los países puedan realizar normativas en el tema de alimentación escolar, como un derecho.

También la articulación interinstitucional para que se integren diferentes instituciones. Participan los ministerios de Educación, Salud, Agricultura y Ganadería y Economía. Además del Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, Defensoría del Consumidor y la Comisión Nacional de la Micro y Pequeña Empresa.

En las escuelas se forman comités de compras integrados por alumnos, docentes, y padres de familia, que verifican la calidad de los productos.

La FAO y Brasil brinda apoyo técnico a dichas instituciones. Ha aportado $134,000.

El gerente del PASE, Leonardo Quiroa, señaló que la entrega de las frutas y verduras es semanal.

Aclaró que el Pase se impulsa en 5,375 escuelas,  es decir que en estas reciben los productos básicos. Educación señaló que benefician a 1,275,900 alumnos y que la inversión que realizan asciende a $30,900,000.

Unas 700 escuelas cuentan con un huerto, que sirve como un medio de reproducción de hortalizas y herramienta pedagógica.

 Beneficiados
El subdirector del Instituto Nacional de San Lorenzo, Nelson Rodríguez, relató que el proyecto PASE, apoyado por la FAO y Brasil, genera una motivación entre los alumnos ya que muchos llegan sin desayunar.

En este municipio son beneficiadas 11 escuelas. El alcalde, Walter Ortiz, señaló que entre el 85% y 90% de la población es de escasos recursos.

El productor de Atiquizaya, Manuel Contreras, relató que los ingresos han mejorado. Con intermediarios, una caja de 50 libras de tomate es comercializada en $12. La venta directa es a $ 20.00. Incluye transporte y mano de obra.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación