Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reducen puestos fuera de mercado Colón

Las autoridades edilicias marcaron los límites para que los comerciantes afuera de esa central de abastos puedan vender.

El remarcado en los puestos de la calle inició la semana pasada. Finalizará hasta el próximo miércoles. Foto EDH / Milton Jaco

El remarcado en los puestos de la calle inició la semana pasada. Finalizará hasta el próximo miércoles. Foto EDH / Milton Jaco

El remarcado en los puestos de la calle inició la semana pasada. Finalizará hasta el próximo miércoles. Foto EDH / Milton Jaco

SANTA ANA. La delimitación y el reordenamiento de ventas que realiza la alcaldía en las principales calles y avenidas de la Ciudad Morena sigue generando reacciones divididas entre los mismos comerciantes.

El pasado viernes, la alcaldía inició la delimitación perimetral de los puestos ubicados sobre la 10a Avenida sur, a un costado del mercado Colón, donde unos 400 vendedores estarán obligados a respetar los límites estipulados por la municipalidad.

Según el gerente de servicios municipales de la comuna santaneca, Melvin Vargas, la realización de la delimitación de puestos en el sector del mercado Colón surge a partir de la necesidad de hacer más fluida la circulación de buses en el área de la terminal.

"Lo que estamos buscando es generar condiciones mínimas para que el peatón pueda transitar con seguridad por este lugar. También queremos que los buses que acceden a la terminal por el lado de la 10a Avenida Sur no tengan complicaciones con las ventas. Por esa razón hemos hecho la remarcación de los puestos", dijo el gerente.

Las jornadas de señalización realizadas en los últimos días en los alrededores del mercado Colón han contado con la presencia de varios representantes de los vendedores, así como miembros del Sindicato de Trabajadores de la Alcaldía de Santa Ana (Sitramsa) y del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM), además de las autoridades edilicias.

Aunque muchos vendedores opinan que estas medidas solo afectan más sus ventas, otros avalan la situación y se muestran conformes con las nuevas disposiciones de la alcaldía.

"Muchos de los compañeros (vendedores) están enojados e inconformes porque se nos redujeron los puestos, pero hay que ser sinceros y aceptar que el orden en la calle es bueno hasta para nosotros", dijo una de las vendedoras, Gladis Sermeño.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación