Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recurren a prestar dinero a sus familiares

Algunos proveedores afirman que piden préstamos a sus familiares o las financieras para poder iniciar el proceso de producción de calzado.

Mélida de Barrera (de espalda), directoria Nacional de Administración de Paquetes Escolares, da instrucciones a los proveedores. Foto EDH /Marvin recinos

Mélida de Barrera (de espalda), directoria Nacional de Administración de Paquetes Escolares, da instrucciones a los proveedores. Foto EDH /Marvin recinos

Mélida de Barrera (de espalda), directoria Nacional de Administración de Paquetes Escolares, da instrucciones a los proveedores. Foto EDH /Marvin recinos

No todos los proveedores artesanales tiene la ventaja de Francisco, quien dispone de seis mil dólares para iniciar la fabricación de zapato escolar.

Juan Francisco explicó que parte del dinero se lo envió su hermana desde el extranjero y otra cantidad la tenía él.

"La satisfacción que me da es que los niños van a tener sus zapatos al inicio del año. Y sé que en mayo el gobierno me tiene que pagar", comentó ayer el proveedor.

Este artesano deberá de hacer 1,152 pares de calzado de dos escuelas.

Juan Francisco explicó que este año se le redujo la cantidad de producto a fabricar. El año pasado logró vender dos mil pares.

"Este año (2013) ya había vendido casi 2 mil pares pero me dijeron que no cubría con la capacidad; eso nos dañó", expresó Juan Francisco.

Los proveedores hacen un llamado a la Defensoría del Consumidor para que investigue el alza en los precios del cuero por parte de las curtidoras.

"El año pasado compramos a $2 el cuero (cada pie) y ahora no los están vendiendo a $2.17, las surtidoras se están aprovechando", comentó.

De igual forma lamentó que las financieras que se supone están trabajando con el gobierno no proporcionan una respuesta rápida sobre la aprobación o rechazo en el crédito.

"El Fondo Solidario para la familia microempresaria me engañó, me dijo que me iba a dar el crédito y luego se tardó un mes para decirme que no. ¿Cree qué es bueno eso?", dijo Juan Francisco.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación