Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reconstruyen iglesia católica de Atiquizaya

El templo sufrió serios daños durante los terremotos de 2001. La alcaldía de la localidad está colaborando con los trabajos de la fechada.

Las reparaciones se dan después de 12 años. Templo fue afectado por terremotos de 2001. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

Las reparaciones se dan después de 12 años. Templo fue afectado por terremotos de 2001. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

Las reparaciones se dan después de 12 años. Templo fue afectado por terremotos de 2001. Foto EDH / Roberto Díaz Zambrano

AHUACHAPÁN. Después de más de 12 años la iglesia parroquial Inmaculada Concepción de María, en Atiquizaya, está siendo intervenida luego que resultara con graves daños durante los terremotos del año 2001.

Aunque la reparación no será total, los 34 mil dólares que aportó la municipalidad de la localidad permitirán al menos reparar el frontispicio del templo.

La alcaldesa de Atiquizaya, Ana Luisa Rodríguez, explicó que decidieron colaborar con esta área porque es la que presenta mayores daños y peligro para los feligreses.

"Todo el pueblo católico está ansioso de ver nuevamente una parroquia remozada", expresó la alcaldesa.

Por su parte, la iglesia está aportando como contrapartida más de 25 mil dólares.

El dinero se está invirtiendo en el interior de la iglesia, gracias a las actividades que el comité proreconstrucción realizó. Por ejemplo, están realizando trabajos de repellos y sellando grietas.

"Hoy sí estoy feliz pues la casa de Dios y su querida Madre, la Inmaculada Concepción de María, estará remodelada y hermosa para celebrar sus fiestas patronales", manifestó María Catalina Cantaderio, fiel católica.

Los trabajos de reconstrucción comenzaron en septiembre pasado podrían finalizar antes de que comiencen los festejos patronales de la ciudad, el próximo 7 de diciembre.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación