Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reconocen labor en la prevención de violencia

Niños, jóvenes y adultos asisten a diferentes cursos

El centro está ubicado en Las Tunas, Conchagua y es apoyado por USAID y la comuna de la localidad. Foto edh / insy mendoza

El centro está ubicado en Las Tunas, Conchagua y es apoyado por USAID y la comuna de la localidad. Foto edh / insy mendoza

El centro está ubicado en Las Tunas, Conchagua y es apoyado por USAID y la comuna de la localidad. Foto edh / insy mendoza

LA UNIÓN. La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) entregó una placa de reconocimiento al Centro de Alcance Por Mi Barrio del cantón Las Tunas en la jurisdicción de Conchagua, por desarrollar todos los componentes que contempla el proyecto de Prevención del Crimen y la Violencia que se ejecuta en el municipio, con el apoyo de la alcaldía y la Asociación de Desarrollo Comunal del lugar.

En el lugar imparten imparte diferentes talleres para niños, jóvenes y adultos y el objetivo es mantenerlos ocupados en sus tiempos libres a través de talleres vocacionales o mediante la practica de deportes.

Actualmente atienden a 332 personas de la comunidad y de todas las edades.

Gabriela Castellón es la coordinadora del Centro de Alcance y dice que el proyecto es un éxito, pues "las edades que debemos atender deberían ser solo desde los nueve hasta los 29 años, pero nos vienen niños desde los cuatro años y personas adultas o de la tercera edad y no podemos dejarlos fuera de los diferentes cursos".

Castellón dijo que los padres de familia y el resto de miembros de la comunidad están apoyando al Centro de Alcance con algunas actividades que se hacen para recaudar fondos para el pago de los servicios básicos.

"Es la aportación que debemos hacer como comunidad; los niños vienen a jugar, otros a recibir clases de refuerzo de inglés, computación, alfabetización, bailes de zumba, clases de guitarra, y ya nos trajeron los equipos para poner un gimnasio que la misma población lo pidió al inicio del proyecto", dijo.

Alexander Castillo es un voluntario del proyecto y trabaja en un restaurante de la zona, pero se sumó para apoyar.

"Fuimos reconocidos como el mejor centro, porque viene mucha población a beneficiarse, mi función es impartir clases de ingles ayudar a los jóvenes a que no estén en malos pasos o en las drogas".

Esmeralda Ulloa es una joven del lugar. Este año terminó su noveno grado y dice que está aprovechando al máximo las clases de computación e inglés. "En la escuela del cantón Llano de Los Patos no hay centro de cómputo, pero hoy se como funciona lo básico, una computadora".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación