Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Reclaman mejoras en dormitorio santaneco

Hace tres meses ofrecieron los trabajos. No han cumplido

La infraestructura del dormitorio es de lámina; pero mucha de esta se encuentra dañada. Foto EDH / MILTON JACO

La infraestructura del dormitorio es de lámina; pero mucha de esta se encuentra dañada. Foto EDH / MILTON JACO

La infraestructura del dormitorio es de lámina; pero mucha de esta se encuentra dañada. Foto EDH / MILTON JACO

SANTA ANA. Los indigentes y adultos mayores que hacen uso de las instalaciones del dormitorio público de Apanchacal, en esta ciudad, están con la esperanza de recibir mejores condiciones de vida y seguridad; pero es algo que no sucederá pronto.

El sitio es utilizado por 15 personas. Algunos de ellos coincidieron en señalar que el dormitorio necesita ser remodelado de forma urgente ya que ha sido severamente dañado por el paso del tiempo y falta de mantenimiento.

"En los dos años que tengo de estar aquí el techo nunca había estado tan malo como en este invierno. El agua se metió por todas partes", expresó una de las señoras que hace uso de las instalaciones, Juana Arévalo.

Además del deterioro en el techo, las camas y la ventilación del lugar son otros aspectos que también preocupan a los usuarios.

"Como el techo y algunas paredes son de lámina, el calor que hace es exagerado. Nosotros ya nos acostumbramos a sudar y dormir en lo caliente", señaló Arévalo.

Por esta situación, hay personas que prefieren dormir en la calle. "Yo no visitó ningún dormitorio público, mejor duermo en la calle. Aunque si la alcaldía construye un asilo municipal sí me gustaría estar ahí", dijo el indigente Roberto Castillo.

Una de las administradoras del lugar, quien solicitó el resguardo de su identidad, manifestó que "la alcaldía prometió en julio que iban a remodelar el dormitorio y hasta que iban a hacerlo un asilo".

Pero agregó que hasta la fecha sólo se han colocado tres láminas.

La alcaldía municipal no sería la única institución involucrada en la remodelación del dormitorio público.

En julio pasado, representantes de la fundación Bernardina, conformada por salvadoreños radicados en el extranjero, se comprometieron a la realización de dicha obra.

"Nosotros queremos brindarle a estas personas mejores condiciones de vida ya que a su edad necesitan mayor atención y cuidados especiales por sus enfermedades y su delicadeza", dijo en ese entonces el presidente de la Fundación Bernardina con sede en Los Ángeles California, Amadeo Hernández.

El alcalde, Alfredo Peñate, expresó hace algunos meses que el proyecto de remodelación de este sitio también incluía la posibilidad de convertirlo en el primer asilo municipal.

"Hemos hecho gestiones con una fundación para convertir las instalaciones del dormitorio público de Apanchacal en el asilo municipal de Santa Ana", aseguró Peñate en esa ocasión.

Sin embargo, a la fecha esto no se ha cumplido. Ayer, este rotativo intentó en reiteradas ocasiones hablar con el alcalde vía teléfono celular; pero, no contestó las llamadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación