Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

ORIENTE

Reclaman más recursos para subdelegaciones PNC de La Unión

 En Las Tunas, la patrulla que usan está asignada al puesto de ConchaguaEn El Carmen solo hay tres agentes

deficiencia de recursos en PNC

Las carencias afectan el actuar policial  | Foto por elsalv

LA UNIÓN.  Las subdelegaciones policiales de Las Tunas, en Conchagua y El Carmen, tienen carencias en materia de recurso humano, comunicación y equipo para realizar patrullajes, situaciones que se traducen en  ventaja para la criminalidad de la zona, que tiene mucha presencia de pandillas y está en el mapa de mayor incidencia delincuencial del departamento.


En Las Tunas, tienen desde hace meses,  un carro patrulla que han tomado “prestado” del puesto de Conchagua. 


Esa situación se mantiene así mientras reparan la asignada a la subdelegación, cuyos gastos corren por cuenta de la Fundación de Desarrollo de El Tamarindo (Fundatamarindo).


A ello se suma la deficiencia en las comunicaciones, ya que cuentan con dos radios portátiles cuyas baterías son de corto almacenamiento de energía, por lo que se descargan rápido mientras los agentes patrullan las zonas.  La radio base también tiene deficiencias.


El teléfono de línea fija pasa fuera de servicio muy a menudo y la computadora en la que se supone debe tener el sistema activo de la institución, no funciona.


Los agentes tienen que incurrir en gastos de su bolsillo para saldo en sus teléfonos y estar comunicados cada vez que salen o incluso estando en el local. 


Tienen bicicletas en las que se podrían realizar patrullajes, pero debido a que en la zona  hay fuerte presencia de pandillas, consideran que no es favorable viajar en ellas.


Omar Sandoval Pleitez, jefe de la subdelegación de Las Tunas, confirma las condiciones en   las que se encuentran, aunque trata de disfrazarlo al decir que recientemente hicieron las solicitudes de líneas de teléfono móvil y que la radio base  fue reparada, pero de nuevo está fallando, “Aquí es un sector con alta presencia de  estructuras de la mara, hay cerca de cuatro clicas; problemas de violencia  hay, pero la gente no denuncia por temor”, acota.


Según Pleitéz, los patrullajes los hacen desde la mañana hasta la noche y debido al mal estado de los radios y lo prolongado de las jornadas, no guardan la  carga necesaria. Pese a todo, destacó que las jefaturas les han dado  “más elementos policiales para reforzar nuestro trabajo y también chalecos antibalas”.


Agregó que los delitos que más se dan en la zona costera son robos  y extorsiones. 

Una realidad parecida


Mientras que en El Carmen, municipio afectado por los asesinatos en las últimas semanas, recientemente les asignaron una patrulla nueva, pero carecen de personal suficiente.  


Sobre el tema, el alcalde Edgardo Zelaya manifestó que realizó gestiones para  lograr tener ese carro nuevo y que le preocupa que la delincuencia  se le salió de control al gobierno central.


 “Hoy somos los municipios más violentos del departamento con tantos homicidios que se están dando casi a diario, y la preocupación es más porque los agentes, aunque quieran, no tienen los recursos”, sentenció Zelaya.


El edil dijo que sólo hay tres agentes destacados en la sub-delegación, lo que dice mucho de la falta de recursos que el cuerpo de seguridad tiene en una zona de gran incidencia delincuencial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación