Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rechazan plan para retirar ventas de vías y aceras usulutecas

b La medida de la comuna fue anunciada a comerciantes esta semana b Vendedores están en desacuerdo y dicen que no cederán a ordenanza

La 1a. Calle Oriente es una de las más transitadas y está llena de obstáculos en las aceras. Foto EDH / Lucinda Quintanilla

La 1a. Calle Oriente es una de las más transitadas y está llena de obstáculos en las aceras. Foto EDH / Lucinda Quintanilla

La 1a. Calle Oriente es una de las más transitadas y está llena de obstáculos en las aceras. Foto EDH / Lucinda Quintanilla

USULUTÁN. A partir de la próxima semana, las autoridades de la comuna usuluteca harán efectiva una ordenanza en la que indican que sancionarán al comerciante que ubique obstáculos o ventas en las calles o aceras de la ciudad, interfiriendo con el paso de vehículos y peatonal.

La ordenanza que fue creada en 2001 y modificada en 2003, nunca había sido puesta en marcha, pues durante años los comerciantes acostumbraron poner obstáculos para "reservar" el parqueo de sus clientes en la vía pública cercana a sus negocios formales.

Elena Romero tiene una venta de ropa sobre la 6a. Avenida Sur. La mujer pone dos rótulos en la vía, frente a su negocio, pues asegura es necesario para el parqueo de quienes le compran.

"Si no ponemos esos rótulos, cualquiera se parquea, hasta carros grandes que le quitan la vista al negocio y nadie entra a comprar", dijo la mujer, pese a que la vía es pública.

Indicó que no está de acuerdo con la aplicación de la ordenanza y que no piensa mover sus rótulos frente al negocio.

Noé Aparicio tiene una ferretería en la Calle Grimaldi y, al igual que Romero, está en desacuerdo con la idea de la comuna.

"No nos han dicho nada, solo nos trajeron un papel, pero si me dicen que debo quitar las cosas que tengo en exhibición frente a mi negocio, no lo haré hasta que las empresas que tienen grandes rótulos y obstáculos en las aceras lo hagan", apuntó Aparicio.

Agregó que él puede aceptara hacer un poco más atrás sus artículos, pero no entiende por qué son radicales únicamente con los comercios pequeños. "Si vienen y me decomisan la mercadería los demandaré", sentenció.

Por su parte, vendedores informales ubicados en algunas calles y aceras de la ciudad sostienen que la comuna no les deja trabajar en paz.

Enrique Ramael es uno de ellos y dijo que "ya nos hicieron sacar un carné para que pudiéramos vender como ambulantes, pero ahora resulta que no tiene validez y tenemos que marcharnos después de invertir tiempo y dinero para sacar esa tontera", dijo molesto el comerciante.

Leonor Rodríguez, ubicada en la acera de la calle Grimaldi, denunció que "para diciembre me puse acá porque no nos dejan vender en carretillas y ahora nos quieren mover, no es justo, nos están acosando".

Todos coinciden en que si quieren moverles, deben darles opciones para donde irse, porque esas aceras o calles son su sitio de trabajo.

El alcalde de la localidad, Francisco Meardi, dijo que la decisión de poner la ordenanza en marcha está tomada y que a partir de la próxima semana la harán efectiva.

"Nos hemos reunido con la Policía, personeros de Derechos Humanos y todos los involucrados para hacer efectiva la ordenanza sin que hayan problemas", dijo el alcalde.

Reiteró que lo único que busca la administración municipal es ordenar la ciudad y al comercio que labora en ellas, para no obstaculizar el libre paso de los ciudadanos y "tener una ciudad con un mejor rostro".

La misma ordenanza regulará las horas de carga y descarga de mercadería de los negocios ubicados en las principales calles de la ciudad.

"La horas de carga y descarga será de las 6:00 de la tarde hasta las 5:00 de la mañana, para evitar trabazones. Habrá policías regulando y evitando que en los ejes se parqueen", dijo el edil.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación