Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Químicos contaminan laguna de Ahuachapán

b Buscan recuperarla y convertirla en atractivo turístico

El uso de agroquímicos y aguas negras son parte del problema . Foto EDH / Douglas Urquilla.

El uso de agroquímicos y aguas negras son parte del problema . Foto EDH / Douglas Urquilla.

El uso de agroquímicos y aguas negras son parte del problema . Foto EDH / Douglas Urquilla.

AHUACHAPÁN. Las prácticas agrícolas inadecuadas en la parte alta de la laguna El Espino y la falta de un sistema de saneamiento para unas 320 familias que residen en su alrededor están generando contaminación en este espejo de agua, que, incluso, en ocasiones toma una coloración de tono verde, aparentemente generada por los químicos que bajan de los cerros aledaños.

Una inspección de la unidad de medio ambiente de la alcaldía consignó que a principios de semana, la laguna presentó ese extraño color, pero que se disipó por el mismo movimiento del agua. La última vez que tuvo ese color fue el jueves de esta semana.

Personas que residen en la comunidad Las Brisas, y que llegan a lavar su ropa en esta, reconocieron que es constante dicha coloración, por lo que en ocasiones se abstienen de hacer uso del agua por miedo a ser afectados en su salud.

Son granos básicos los que cultivan en los alrededores de esta. Además, algunas casas no cuentan con fosas sépticas o sistemas para el tratamiento de las aguas grises, por lo que terminan lanzándolas a las calles, dijo Rosario Osario, habitantes del lugar.

Basta recorrer algunas calles de las comunidades aledañas para percatarse que de las correntías de aguas servidas que desembocan en la laguna.

En algunos puntos, principalmente en las esquinas, las aguas se retienen, provocando malos olores.

El encargado de la dependencia municipal, Romea Jiménez, expresó que a finales de 2014 realizaron una campaña para conciencia a las personas residentes en la zona sobre la necesidad y urgencia de proteger la laguna.

Dicha iniciativa la llevaron a cabo con alumnos de un colegio. En marzo próximo, con el apoyo de la universidad de la localidad, iniciarán una nueva campaña porque pretenden convertirla en un destino turístico.

Con ese objetivo también buscarán los medios para su descontaminación, incluso, no descartan ejecutar un proyecto de saneamiento para aquellas familias que aún no cuentan con un sistema de tratamiento de las aguas servidas y negras.

Jiménez reconoció que el principal reto es lograr el cambio de conducta de los residentes en la zona para el cuido del lugar, incluyendo el uso de productos agrícolas que sean amigables con el medio ambiente.

Según el Inventario Nacional y Diagnóstico de los Humedales de El Salvador, la deforestación, incendios en la cuenca, vertido de detergentes y otros desechos y la sobre explotación del agua agravan el problema.

En 2013, la alcaldía, la Fundación LaGeo y el departamento de Valdemar, de Francia, construyeron un drenaje para bajar el nivel de la laguna, luego que experimentó un incremento excesivo en 2011.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación