Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Quezaltecos en marcha para exigir paz y la no violencia

Niños y jóvenes, adultos y adultos mayores recorrieron la ciudad en busca de pregonar y pedir paz en lugar de violencia.

Decenas de personas marcharon en la ciudad de Quezaltepeque para pregonar y exigir paz en esta ciudad. La jornada terminó con una misa. Foto EDH

Decenas de personas marcharon en la ciudad de Quezaltepeque para pregonar y exigir paz en esta ciudad. La jornada terminó con una misa. Foto EDH

Decenas de personas marcharon en la ciudad de Quezaltepeque para pregonar y exigir paz en esta ciudad. La jornada terminó con una misa. Foto EDH

LA LIBERTAD. El pasado domingo, numerosos residentes del municipio de Quezaltepeque se integraron a una marcha por la paz que recorrió las principales calles.

Así adultos, adultos mayores, jóvenes y niños asistieron con gozo a caminar y a pedir por la tan ansiada tranquilidad y armonía.

A pesar de la lluvia, escuelas apoyaron el evento brindando sus bandas de paz para así animar el recorrido.

Con las bandas tocando y desfilando, mucha gente quezalteca se contagió, casi exigiendo "paz y no a la violencia".

La marcha finalizó su recorrido en la iglesia San José, donde se culminó la jornada con una misa muy amena, en la que se pidió por una mejor convivencia entre los pobladores.

Quezaltepeque ha sido uno de los municipios de mayor violencia en los últimos años, principalmente por la presencia de pandillas en sitios diferentes del lugar.

Esto a pesar de que cuenta con La Toma, un fresco y bello balneario; además de que sus jóvenes pobladores tienden a ser muy deportistas, lo que se refleja durante toda la semana en sus distintas canchas de basquetbol y fútbol.

Es común en la semana ver deportistas en la cancha del parque o en las de fútbol de El Lirio y las que hay dentro de las colonias.

Estas actividades aumentan en fin de semana.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación