Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Puestos en mercado permanecen vacíos

Piden a la comuna hacer ingresar a quienes venden en las calles

Los comerciantes exigen que la comuna los instalen a todos al interior del mercado, o les permita a todos estar en las calles del centro ofreciendo sus productos. Foto EDH/ Insy Mendoza

Los comerciantes exigen que la comuna los instalen a todos al interior del mercado, o les permita a todos estar en las calles del centro ofreciendo sus productos....

Los comerciantes exigen que la comuna los instalen a todos al interior del mercado, o les permita a todos estar en las calles del centro ofreciendo sus productos. Foto EDH/ Insy Mendoza

LA UNIÓN. Mientras que algunas ventas siguen ocupando las orillas de la calle de la ciudad de Santa Rosa de Lima, en el segundo nivel del mercado municipal hay unos 60 puestos que están sin ocupar. Son pocos los vendedores que han decidido quedarse ofreciendo sus productos en los locales asignados.

Los vendedores aseguraron que hace varios años, cuando fue inaugurada la central de abastos, toda la gente se pasó a ocupar los locales; pero meses después empezaron a abandonarlos para ubicarse en los alrededores de la calle del edificio y calles céntricas.

Alma Granados es una ciudadana que tiene más de tres años de estar en el mercado municipal.

Aseguró que "la mayoría de los puestos lucen cerrados porque nadie los usa, somos pocos los vendedores; algunos de comida, ropa y granos básicos, que nos hemos quedado vendiendo, es poca la gente que ingresa a comprarnos porque afuera en la calle están todas las ventas".

Granados pidió a las autoridades municipales que exija a los comerciantes que ya tienen asignados los locales, que pasen a ocuparlos.

"Sería bueno que los reubicaran, los que están en las calles y así todos venderíamos porque la gente subiría a comprar a buscar el producto", dijo la señora.

Otra vendedora, Isabel Díaz, sostuvo que "sería bueno que la alcaldía empezara a ubicar a los vendedores en todos los puestos vacíos, porque no es justo que somos pocos los que seguimos vendiendo en la planta de arriba y el resto se salieron y están en las calles".

El alcalde, Jorge Rosales, dijo que en la segunda planta del mercado hay un aproximado de 105 puestos que no los utiliza la gente y que ese problema ha sido desde que lo construyeron.

"Nadie los quiere porque no se vende nada y por eso la mayoría decidieron salirse y ponerse en las calles, eso siempre ha sido el mismo problema," consideró.

La alcaldía no contempla la idea de reubicar las ventas para que las personas ocupen esos espacios.

Lo que harán será la construcción de unos 30 nuevos puestos en la parte de abajo, en el interior del mercado, para hacer reubicaciones.

"En este mes queremos empezar a construir esos nuevos puestos, porque es por demás que la gente la haremos que ocupen los que están arriba en la planta. Siempre se salen", agregó el edil.

El alcalde manifestó, referente al reordenamiento del comercio, que llevan un 60 % de avance.

Dijo que lo están haciendo de forma paulatina y que han tratado de despejar varias calles donde a los vendedores se les ha marcado una línea amarilla para que no saquen la mercadería muy a la orilla de la calle.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación