Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Proyectos para preservar y recuperar el medio ambiente

Algunos habitantes se han unido a Gaia en proyectos que buscan ese objetivo y que, además, les generan ingresos dentro de una agricultura sustentable.

Elvida Zaldaña del cantón El Rosario, de Metapán, cultiva sus hortalizas con la ayuda de Gaia y Fiaes.

Elvida Zaldaña del cantón El Rosario, de Metapán, cultiva sus hortalizas con la ayuda de Gaia y Fiaes.

Elvida Zaldaña del cantón El Rosario, de Metapán, cultiva sus hortalizas con la ayuda de Gaia y Fiaes.

Agricultores y pequeños grupos de mujeres se han unido a Gaia en la ejecución de varios proyectos relacionados a la agricultura sustentable, con lo que también mejoran su economía familiar.

En el cantón Río Chiquito, de San Ignacio, cooperativas de productores agrícolas y la Asociación de Regantes, ejecutan un proyecto para la elaboración de abono orgánico.

Con la ayuda de Gaia y Fiaes se montó una galera en la que producen el abono, conocido como "bocashi", mezcla de materiales orgánicos que regenera los micro organismos del suelo, y que se aplica a cultivos de repollos, tomates, papas y otras hortalizas, tanto a cielo abierto como en invernaderos.

En La palma, desde 2013, funciona una planta de biofertilizantes a base de un hongo micorrizógeno, que ya obtuvo su primera producción de 20 toneladas, afirmó el encargado del proyecto, Adelmo Antonio Arriaga.

El hongo es un regenerador de la fertilidad del suelo, que permite que las raíces de las plantas absorban más nitrógeno y otros nutrientes, lo que aumenta las cosechas y baja costos a los agricultores.

La acción restauradora de Gaia se extiende a la caficultura en la comunidad Santa Rita, de Metapán. Allí fue instalado un beneficio ecológico que trata las aguas mieles y que aprovecha la pulpa como abono orgánico en los cafetales de Montecristo.

"Las aguas mieles van a una fosa, la pulpa la recogemos y la regamos en las fincas, de manera que no contaminamos el medio ambiente con abonos químicos", dijo Guillermo Magaña, presidente de la cooperativa.

También se ayuda a familias pobres con donaciones de semillas y capacitaciones para que cultiven hortalizas y verduras en pequeños huertos caseros, con lo que se ahorran de comprarlos en el mercado, explicó la directora ejecutiva de Gaia, Berta Medrano.

Cocinas ahorradoras de leña, letrinas aboneras y la elaboración de artesanías a base de materiales no maderables del bosque son otros proyectos. Para este último, se capacita a las mujeres y se les proporcionan algunas materias primas que no se elaboran o cultivan en la zona de influencia, finalizó Medrano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación