Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Usulután

Proyecto habitacional fue abandonado por empresa

Beneficiaría a 388 familias usulutecas que están sin casa desde sismos de 2001.

viviendas

La empresa que construía las casas en Santiago de María es  la misma que dejó parados los trabajos en la escuela Blandón de Usulután, por supuesta falta de... | Foto por Insy Mendoza

 Las 388 familias que aguardan con ansias la construcción de sus nuevas  viviendas en la lotificación Roberto Edmundo  González Lara, a la entrada del municipio de Santiago de María,  seguirán esperando la edificación de estas,  luego que la empresa contratada para ejecutar el proyecto abandonó los trabajos.


Las viviendas de esas familias resultaron dañadas  por los terremotos de 2001, año desde el que residen en albergues municipales.
Las casas, que serán construidas gracias a un proyecto conjunto entre el Viceministerio de Vivienda (VMV) y la alcaldía,  deberían haber sido terminadas en abril pasado.


La empresa ejecutora era  Constructora AP de Centroamérica S.A de C.V, que dejó a medias  los trabajos, según el VMV, desde mayo pasado.


Las autoridades de Vivienda detallaron que fue el 15 de mayo que las obras quedaron en el aire y que la empresa no dio explicación alguna.
Tres días después el VMV  recibió una nota en la que la empresa se excusaba del proyecto y pedía un arreglo con su contratante.
“El 18 de mayo se recibió nota de la empresa informando que solicitaba un “arreglo directo”, ya que no deseaba continuar con el proyecto”, revelaron en la unidad de comunicaciones de Vivienda.


El Diario de Hoy trató de contactar a la empresa, cuya ubicación, al menos hasta hace algunos meses, era en la colonia Jardines de Merliot, de Santa Tecla y cuyo número telefónico era el 22892069 que ahora está suspendido.


Poco avance
La construcción de viviendas quedó con poco avance y el plazo contractual finalizó en abril de este año, que era la fecha límite para la entrega, según las fuentes del Viceministerio de Vivienda.


La empresa comenzó a trabajar en la construcción desde el 20 de agosto de 2014 y entregar  el 16 de abril de 2015; es decir tenían ocho meses para terminar los trabajos.


“Durante el tiempo de ejecución, la empresa tuvo retrasos, mantuvo la posición de que el proyecto era demasiado grande, pero que finalizarían de acuerdo a contrato”, indicaron en el VMV.


La institución realizaba una inversión en el proyecto, de un millón 629 mil 433 dólares y el contrato incluía la construcción de una vivienda básica, con un pequeño corredor, piso de cementó, además de la colocación de puertas y ventanas.


Por ahora, según un informe de Vivienda, la constructora hizo 382 trazos  de casas, 223 de estas ya tenían fundaciones y parte de las paredes, mientras que 179 de ellas tenían paredes terminadas y techo colocado, pero les faltó el piso, la colocación de ventanas y puertas , además de otros detalles.


La institución había entregado a la constructora 743 mil 291 dólares que correspondían al 47.71 por ciento de la obra, pero la empresa aparentemente no había cubierto ese porcentaje de avance.


Un proceso
El VMV se encuentra en proceso de caducidad del contrato, debido a que la constructora no contestó a los llamados de la gerencia legal.
“Se procede a una liquidación unilateral para hacer efectiva la fianza”, indicaron las autoridades de Vivienda.
Agregaron que una vez recuperada esa fianza, entrarían a un nuevo proceso de contratación de otra constructora para completar el proyecto, aunque no especificaron los tiempos en que se desarrollarán esos procesos.


Xiomara Araujo, es una de las madres que soñaba que en 2015 vería hecha realidad la construcción de su vivienda.
“Según nos habían dicho, para esta fecha ya estuviéramos en nuestras casitas, pero estamos preocupados porque dejaron tirada la construcción, pero tenemos fe en que nos terminarán las casas”, señaló la mujer.


Mencionó que por más de 15 años han vivido en condiciones inadecuadas, en los albergues que autoridades locales construyeron para atender a cientos de familias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación