Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protesta en alcaldía de Usulután afecta la recolección de desechos

 Los vecinos tenían hasta ayer dos días sin el servicio de aseo

Usulután

Los empleados  confían en lograr el aumento salarial. | Foto por Archivo EDH

Usulután

USULUTÁN. La cabecera usuluteca está desde el pasado martes sin el servicio de aseo y recolección de basura, lo que ha generado que por toda la ciudad haya promontorios de desechos.

Los más de cien empleados del área de aseo de la alcaldía pararon labores desde el martes, dejando de recoger más de 80  toneladas de desechos en toda la ciudad desde que inició el paro hasta ayer.

Wilfredo Zelaya, residente de la colonia Santa María, señaló que “frente a mi casa se ha habilitado un botadero y ahorita que no están pasando los camiones ni barrenderos, que son los que se la llevan, está creciendo y poniendo en riesgo la salud de los que aquí vivimos”, se  quejó el hombre.

Zulma Campos, otra vecina, indicó que les preocupa la salud de sus familiares, pues el mal olor de los desperdicios, la presencia de moscas y otros insectos, que llevaban dos días cerca de su vivienda, es cada vez peor.

Mencionó que tiene un negocio de tortillería, pero  que no puede abrir desde el martes, porque la  basura se comenzó a acumular al frente de su vivienda.

“Como voy a vender si frente a mi casa tengo un basurero; es lamentable que la alcaldía no solvente esta situación. Es su responsabilidad que limpien la ciudad”, aseguró Campos.

Al igual que ellos, todas las colonias de la cabecera no contaban hasta ayer con el servicio, y los promontorios seguían  creciendo.

Tal es el caso del botadero ubicado en la colonia Peralta, frente al mercado cinco, donde ayer la montaña de desechos era  grande.
Los vecinos temen por la acumulación de desechos y piden solución a la comuna para evitar se generen epidemias por causa de la acumulación de desperdicios.
El origen
Los empleados de limpieza de la alcaldía son quienes mantienen el paro laboral. 

Eso debido a que exigen un aumento salarial de 40 dólares para cada empleado, mismo que aseguran fue acordado por el concejo municipal el año pasado y que ahora, indicaron, les fue revocado.

Por tal razón no han trabajado, a diferencia de otras áreas de la comuna que sí estaban prestando servicios ayer.

Lorenzo Romero, representante de la Asociación de Trabajadores Municipales (ASTRAM), dijo que “pedimos disculpas al pueblo por las molestias que estamos causando, pero hemos suspendido labores porque el concejo no quiere respetar el acuerdo de un aumento salarial que ya estaba aprobado”.

Los empleados indicaron que las cinco rutas de aseo que cubren más de 30 colonias, no se cubrirán mientras el concejo no entable una  negociación con ellos.

El alcalde Miguel Jaime, aclaró que la comuna no cuenta con fondos para poder subir el sueldo a empleados. 

Explicó que si hay un acuerdo de aumento, pero que se estableció un cláusula en la que este se llevaría a cabo si la situación financiera de la comuna lo permitía.

Además dejó claro que los empleados que no están laborando serán sancionados y que la sanción la pondrán en acuerdo de concejo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación