Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protesta afectó los servicios en alcaldía

b Empleados exigen a la comuna aumento salarial

La comuna estuvo cerrada y no se permitía el acceso de usuarios por parte del CAM. foto edh / carlos segovia

La comuna estuvo cerrada y no se permitía el acceso de usuarios por parte del CAM. foto edh / carlos segovia

La comuna estuvo cerrada y no se permitía el acceso de usuarios por parte del CAM. foto edh / carlos segovia

USULUTÁN. Los servicios de emisión de partidas de nacimiento, pago de impuestos, catastro, incluso labores de limpieza en las calles de la cabecera, fueron afectados ayer luego que la autoridades edilicias cerraron la comuna tras la suspensión de labores realizada por empleados de las diferentes áreas.

Los trabajadores exigen un incremento a sus salarios y aseguran que el alcalde, Francisco Meardi, no ha querido sentarse a dialogar con ellos.

Lo negativo del impasse entre autoridades edilicias y los sindicalistas es que quienes sufrieron las consecuencias del cierre de la comuna fueron los usuarios.

Malena Rivera, una señora de 65 años, aseguró que llegó a la municipalidad con la idea de sacar una partida de nacimiento. Agregó que se desplazó desde el municipio de Mercedes Umaña, en la zona norte del departamento de Usulután, sólo para que los elementos del Cuerpo de Agentes Municipales (CAM) le dijeran que no estaban prestando ningún servicio en la comuna.

"Salí temprano de mi casa, compre desayuno, pague pasaje, y todo para no poder sacar la partida que necesito porque están sin trabajar", dijo la septuagenaria.

Luis Castro fue otro de los que no pudo hacer trámites.

Él se acercó a uno de los agentes del CAM a consultar donde podía pagar los impuestos de la empresa para la que labora.

La respuesta del agente fue "hasta la otra semana porque hoy no se está trabajando".

Pese a que este medio fue testigo de esos casos, y al menos cuatro más del mismo tipo, el subgerente de la comuna, Mauricio Bonilla, aseguró que en la alcaldía estaban laborando con normalidad.

Al consultarle sobre la respuesta de los agentes del CAM a los usuarios, este dijo que "se trató de un mal entendido".

Bonilla reiteró que los servicios se prestaron con normalidad y que la decisión de cerrar las puertas de la alcaldía fue para que los sindicalistas no generaran disturbios.

Irónicamente, quienes estaban al interior de la comuna y entraban y salían sin problema eran los sindicalistas.

Por su parte, Julio Muñoz, secretario de la Asociación de Trabajadores Municipales, confirmó que el cierre de las puertas lo ordenaron las autoridades, quienes se niegan a negociar el incremento salarial que han pedido.

Dicen que lo que piden es un aumento de 125 dólares, que es negociable y que llegaron a la comuna para reunirse con el alcalde; pero que lejos de eso, lo que hicieron las jefaturas fue cerrarles las puertas.

William Rodríguez, secretario de la comisión de la carrera administrativa, dijo que la actual administración empleó a 150 personas que no cumplen con los requisitos que estipula esa ley.

Sobre el aumento, Bonilla explicó que hay un acuerdo municipal que se evaluará y que dependiendo de ello, se aprobaría el "incentivo".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación