Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Agropecuario

Proteja el ambiente con flores y follaje

b Al conocer los ciclos de floración de plantas y árboles se puede mejorar la apariencia de una propiedad rural, parque o carreteras

ctv-mvj-cortez-blanco

La floración del cortez blanco lo hace óptimo para la decortación en parques o propiedades rurales. | Foto por elsalv

Asociando la palabra jardín con la presencia de flores, resulta viable el concepto de “Jardín Forestal” a los cultivares de árboles que producen hermosas flores en grandes cantidades, de diversas formas y colores.

Nuestra ubicación geográfica en el cinturón tropical del planeta, favorece la diversidad de flora silvestre. Al conocer sus ciclos, podemos rodearnos de flores todo el año.

Todo el año
De enero a mayo imponen su majestuosidad de flores, el Cortez blanco (Tabebuia caraiba), con enormes ramos de flores amarillas, el maquilishuat (Tabebuia rosea), con flores de color morado, rosado y blanco; el mulato, el árbol de fuego (Delonix regia), con su imponente floración de color rojo con un pétalo de color blanco.

Entre mayo y junio, aún hay flores en el árbol de fuego, y se aprecia la llama del bosque (Spathodea campanulata), con sus enormes flores de color rojo, que contrastan con el verde intenso del follaje, ya que este árbol es perennifolio.

El  árbol de flor de mayo (Plumería obtusa), con colores blanco y rojo, usado para formar guirnaldas el Día de la Cruz ( tres de mayo), la flor barbona (Caesalpinia pulcherrima) es un arbusto con flores de color rojo ó amarillas

Entre julio y agosto, aparece la floración de la Bauhinia (Bauhinia blakeana), también llamado palo orquídea con flores de color rojo, blanco y rosado, el achiote (Bixa orellana) con sus delicadas flores de color morado ó blanco, el gravileo (Gravillea robusto), con gajos de flores amarillas y el follaje bicolor.

Entre septiembre y octubre,  florece la jacaranda (Jacaranda mimosifolia), con enormes ramos de color morado intenso que casi se ven azules, la tumbergia erectus, megakepasma, flor barbona, el cacao (Casia grandis) con flores rosadas, moradas y anaranjadas, el Flor Amarilla (Casia siamea) con ramos de flores amarillas, la casia (Cassia excelsa) con gigantes ramos de flores amarillas, el Júpiter de Java (Lagerstroemia especiosa), con enormes gajos de color morado tierno, rojo y rosado.

De octubre a noviembre surge la vistosidad del poro (Butea monosperma), con flores de color anaranjadas de gran abundancia, el San Andrés (Tecoma stans), generador de campanitas amarillas en abundancia que se desarrolla hasta en taludes rocosos.

En Diciembre continúan floreciendo el San Andrés, la Cassia alata, el guachipilín, llama del bosque y aparece de forma imponente, el Cortez Negro con flores de color morado lila que más bien parece orquídeas en masa.

Basta un poco de creatividad y orden para plantar árboles que brinden vistosas flores, además de favorecer la protección del suelo y mantos acuíferos, brindar frutas, maderas u otros derivados que se vuelven fuentes de ingresos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación