Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prohíben el ingreso a la torre kiosco de San Vicente

La medida fue tomada por la municipalidad vicentina, para evitar actos inmorales dentro del monumento

La torre kiosco es un ícono en San Vicente y ha sido siempre un atractivo turístico . foto edh / archivo.

La torre kiosco es un ícono en San Vicente y ha sido siempre un atractivo turístico . foto edh / archivo.

La torre kiosco es un ícono en San Vicente y ha sido siempre un atractivo turístico . foto edh / archivo.

SAN VICENTE. Los habitantes de San Vicente y los turistas nacionales y extranjeros que visitan esa ciudad, ya no pueden subir a la emblemática torre kiosco ubicada en el parque central.

Desde el pasado 20 de enero entró en vigencia una prohibición temporal que impide el ingreso a dicha infraestructura.

La medida, impuesta por las autoridades municipales de la localidad, se debe a la vulneración de los artículos 41, 42 y 43 de la Ordenanza Contravencional del municipio de San Vicente.

Los artículos están relacionados al comercio de servicios sexuales, al hostigamiento sexual en espacios públicos y a la realización de actos sexuales en los mismos, respectivamente.

Según un comunicado emitido por la comuna a la población, dicha acción obedece al deseo de frenar "actos que lesionan la moral y las buenas costumbres de los vicentinos".

Esta disposición surge después de un estudio sobre violencia, realizado en esa localidad por la Agencia Internacional de Desarrollo de Estados Unidos (USAID), el cual determinó que muchos jóvenes utilizaban el monumento para realizar actos impúdicos.

La prohibición ha generado diferente reacciones entre los vicentinos. Algunas personas manifiestan que el impedir el acceso a la torre no es la solución al problema, que lo mejor sería que hubiese más vigilancia en ese monumento.

"Esa medida no es la solución. Lo conveniente sería que se vigilara más y se impusieran multas a todos las personas que utilizan este lugar para hacer sus actos sexuales", expresó Mirna Guadalupe Salinas, habitante de San Vicente.

Los pobladores del municipio saben que la medida es transitoria, pero desconocen cuánto tiempo durará.

La torre, cuyo nombre es "Giralda Vicentina", tiene una altura de 40 metros y fue construida entre 1928 y 1930. Fue dañada por los terremotos de 2001 y reparada años más tarde.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación