Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

País en progreso

Productores de azúcar ya aplican buenas prácticas

Un 30 % de éstos ya ejecutan el nuevo plan de sostenibilidad que dio a conocer ayer Fundazucar al sector cañero.

Cañeros

Con el manual de buenas prácticas dado a conocer este día se busca iniciar una nueva etapa para agricultores, medio ambiente y productividad del sector azúcar. | Foto por Marlon Hernández

Cañeros

Fundazucar y la Asociación Azucarera de El Salvador presentaron ayer el manual de buenas prácticas agrícolas, documento que forma parte del plan de sostenibilidad del sector. 

La iniciativa fue bien recibida por representantes de otros sectores económicos, académicos y agricultores. Entre los asistentes se manifestó la importancia del manual y el beneficio para el medio ambiente y los agricultores por su aplicación. 

Durante la presentación también destacó que el sector azucarero ya está realizando  buenas prácticas para acabar con los problemas que han tenido históricamente.

El presidente de Fundazucar, Tomás Regalado, expresó que el 30 % de los productores de caña ya ponen en práctica las medidas del manual. El reto a corto plazo, es lograr que todos puedan hacerlo.

Uno de los avances más importantes es que se ha reducido el trabajo infantil en los campos de caña.

También se mencionó que muchos agricultores están utilizando una práctica conocida como “corta verde”. Con ella evitan la quema de caña de azúcar previo a la corta.

Según Regalado, en solo tres años esta práctica pasó de usarse en 2,500 manzanas a unas 12,500 en la última temporada de cosecha.

El presidente de Fundazucar insistió en que este reto de sostenibilidad debe ser asumido por todo el sector azucarero para seguir trabajando. Explicó que muchos grandes compradores a nivel mundial tienen como meta a 2020 que toda el azúcar y melaza que compren provenga de fuentes sustentables.

De ahí la importancia de conocer y utilizar estas buenas prácticas.  “El fin de una industria es ser rentable, pero para ser rentable en el tiempo... tiene que reconocer que tiene responsabilidades con el medio ambiente y temas sociales”, expresó Tomás Regalado durante la presentación.

Por su parte el director ejecutivo de la Asociación Azucarera, Julio Arroyo, recordó que 2015 fue el peor año en la última década por culpa de la sequía. De ahí la importancia de adoptar un mejor uso de los suelos y el recurso del agua.

Las reacciones

A la presentación del manual asistió un público multitudinario: funcionarios, empresarios, agricultores y académicos. Todos recibieron de manera positiva el esfuerzo coordinado del sector azucarero para cuidar la salud de los trabajadores y el medio ambiente. 

El agricultor, Antonio Petrosilva, opinó que la iniciativa es muy positiva. Aún así, hizo un llamado a que las autoridades de Gobierno apoyen más estas medidas. “Se puede decir que también la caña es un hábitat, es un medio bosque, en el sentido que en su crecimiento produce 60 toneladas de oxígeno”, dijo para manifestar la importancia de las buenas prácticas.

El decano de la facultad de ciencias agronómicas de la Universidad de El Salvador, Juan Quintanilla, reconoció que es un esfuerzo importante. “Ojalá este trabajo contribuya a mejorar las condiciones de producción de la caña y las condiciones de deterioro del medio ambiente”.

Por su parte, el presidente de la Cámara Agropecuaria y Agroindustrial de El Salvador (Camagro), Agustín Martínez, dijo que los productores agrícolas ya realizan buenas prácticas de este tipo, aunque de manera individual. “Lo que pasa es que tal vez no estamos tan organizados en función de este tema. Es importante que hagamos un trabajo similar”, expresó.

Para Martínez, la clave en el plan de sostenibilidad del sector azucarero es el balance. “Esa palabra es clave porque en todo necesitamos balance para que las cosas funcionen”, señaló. Para él, es muy bueno que se busque conciliar la búsqueda de rentabilidad con el bienestar de los trabajadores y el impacto en el tiempo.

La presentación del manual incluyó un foro con representantes del sector azucarero y funcionarios públicos. Durante la discusión se reconoció el esfuerzo por reducir el trabajo infantil hasta lograr eliminarlo de las zonas cañeras.

El representante de los productores, Fabián Rodríguez, destacó que el plan les ha facilitado a muchos el recibir capacitaciones para mejorar las condiciones durante la siembra, cultivo y cosecha.

La ministra de Medio Ambiente, Lina Pohl, destacó que es un gran esfuerzo para hacer frente a los efectos del cambio climático. Indicó que se han alcanzado logros positivos trabajando junto al sector azucarero y que aún queda trabajo pendiente.

Por su parte, el presidente de la Asociación Azucarera, Mario Salaverría, hizo pública su felicidad por poder compartir la experiencia y los logros alcanzados, esperando que la actividad ayude a que otros sectores retomen el esfuerzo por un trabajo sostenible. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación