Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Preparan a pescadores para ser guardavidas

Son 20 miembros de la comunidad los que se preparan para fungir como socorristas

fotos edh / insy mendozaSin tener conocimientos teóricos, los miembros de la comunidad han prestado su servicio como rescatistas a los turista, salvando la vida de muchos visitantes.

fotos edh / insy mendozaSin tener conocimientos teóricos, los miembros de la comunidad han prestado su servicio como rescatistas a los turista, salvando la vida de muchos visitantes.

fotos edh / insy mendozaSin tener conocimientos teóricos, los miembros de la comunidad han prestado su servicio como rescatistas a los turista, salvando la vida de muchos visitantes.

LA UNIÓN. A partir de esta temporada de vacaciones de Semana Santa, en la playa Las Tunas, jurisdicción de Conchagua, los veraneantes contarán con la presencia de los socorristas y guardavidas de la comunidad.

La mayoría son pescadores y ostreros del lugar que tienen gran experiencia en el mar y que se han preparado en materia de primeros auxilios.

El proyecto de los socorristas, oriundos de la zona, es a iniciativa del Comité de Desarrollo Turístico de playa Las Tunas con el apoyo de la Cruz Roja Salvadoreña seccional La Unión.

Fueron cuatro fines de semana de entrenamiento que recibieron los pescadores en materia de primeros auxilios y rescates acuáticos.

En el caso de los guardavidas, una vez finalizadas las jornadas programadas de capacitación, continuarán con su adiestramiento, con personal especializado de la organización humanitaria, sobre técnicas de rescates de víctimas en el mar.

Wilfredo Cruz, jefe de socorrismo de la Cruz Roja, dijo que "en Las Tunas se está desarrollando un proyecto de guardavidas y socorristas, algo que es bueno, ya que la institución tiene 35 años de servicio y nunca había tenido la oportunidad de formar un proyecto similar".

Son 20 elementos los que reciben la formación, de los cuales, seis serán socorristas y el resto guardavidas.

Cruz dijo que la ventaja de estas personas es que conocen muy bien el comportamiento del mar, las profundidades, las corrientes, e incluso, hasta como sostenerse entre las oleadas.

"Ellos han hecho rescates de algunas personas en forma empírica, acción que ha permitido salvar vidas, pero necesitan algunas técnicas de primeros auxilios", externó.

Los futuros cuidadores están haciendo el curso novato y tendrán la preparación de una guardavida de la Cruz Roja, donde van a adquirir las técnicas, tanto de rescate en el mar, como en una piscina.

Luego continuarán con la siguiente fase, que será el curso de aspirante, y dentro de dos años serán autorizados como guardavidas, siempre y cuando hayan pasado la prueba El Paso del Hombre.

Héctor Melgar, presidente de la Asociación de Desarrollo Comunal Las Tunas, dice que el año pasado para las vacaciones de fin de año, hubo bastante presencia de turistas y no contaron con la presencia de socorristas, ni guardavidas de instituciones de socorro.

Por esa razón se han preocupado por que este año haya personas capacitadas que brinden primeros auxilios a los visitantes en caso de emergencias.

Recordó que hace cuatro a cinco años tuvieron víctimas de asfixia por inmersión en la playa y eso es lamentable.

"También hemos tenido bastantes rescates, y esos casos hacen que los turista piensen que la playa es peligrosa, por eso es necesario que tengamos nuestro guardavidas y socorristas locales, para no estar esperanzado a que vengan de otro lugar", agregó Melgar

Óscar Lazo, presidente del Comité de Desarrollo Turístico, dijo que la iniciativa del proyecto es un esfuerzo de todos los propietarios de los restaurantes que forman parte del comité y también de la Asociación de Desarrollo Comunal (Adesco).

"Con esto buscamos seguir fortaleciendo el turismo, tener a nuestra gente capacitada para atender los rescates y sobre todo que la población que nos visite se sienta segura", dijo.

Wilfredo Ramos, de 47 años, tiene 27 años de experiencia en trabajos del mar.

Se dedica a la extracción de ostras y lo hace a puro pulmón sin ninguna ayuda de tanques de oxígenos y será uno de los guardavidas locales.

"Ya nos están dando los cursos la Cruz Roja en primeros auxilios, rescate de personas, pero nos hacen falta algunas instrucciones de cómo agarrar o sacar a las víctimas cuando las rescatemos en el mar", explicó.

Dijo que "todos tenemos bastante experiencia en el mar, lo único que necesitamos son pequeñas instrucciones de cómo tratar a las víctimas, ya que conocemos bien estas playas y donde están las corrientes fuertes".

Francisco Arias, es otro de los preparados, asegura que "nosotros adentro del mar estamos hechos, es decir, ya sabemos como nadar contra corrientes por muy fuertes que sean, ya hemos rescatados a muchos veraneantes que han estado a punto de ahogarse; la experiencia la tenemos".

Arias dice que al estar capacitados y autorizados por la Cruz Roja, el turista tendrá mayor seguridad al visitar la playa del lugar.

"Ya no estaremos atenidos a los guardavidas que mandan las instituciones de socorro en la temporada de Semana Santa, seremos más y somos de la comunidad que podemos auxiliar a las personas que vienen seguido y necesiten de nuestro servicio", agregó Arias.

Al finalizar el aprendizaje, la Cruz Roja les dará implementos como silbatos, gorros y la calzonetas para que puedan realizar su labor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación