Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Portón impide acceso a pacientes

·b La medida es de carácter temporal, afirman directivos

Los usuarios de la clínica comunal deben caminar un largo tramo para pasar consulta. Foto edh / Miguel Villalta

Los usuarios de la clínica comunal deben caminar un largo tramo para pasar consulta. Foto edh / Miguel Villalta

Los usuarios de la clínica comunal deben caminar un largo tramo para pasar consulta. Foto edh / Miguel Villalta

Doña Clara es una señora de 74 años, quien debido a las enfermedades propias de su edad, como la artritis, se le dificultad caminar cerca de dos cuadras para llegar a las instalaciones de la clínica comunal de Jardines de Cuscatlán, en Antiguo Cuscatlán, del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS).

El vía crucis se repite siempre que tiene que pasar consulta en la institución.

Antes, su hijo llegaba en su carro hasta la puerta de acceso de la clínica para pasar consulta; sin embargo, a partir del 1 de junio todo cambio.

Ahora los usuarios, sin importar si son ancianos o si utilizan sillas de ruedas, deben recorrer dicho tramo.

"Como es posible que interrumpan la libre circulación de vehículos, mas cuando hay una unidad de salud a la que asisten personas con diferentes enfermedades", dice Antonio Moz, quien afirma que la medida afecta a muchos.

La calle cuenta con solo un acceso para vehículos y no tiene salida. A excepción de una entrada peatonal, la cual tiene como inconveniente unas gradas que constituyen un peligro para los usuarios de la clínica.

La junta directiva de la colonia afirma que cuentan con el aval de la alcaldía de Antiguo Cuscatlán, quienes les apoyaron para instalar la estructura metálica.

"La alcaldía de doña Milagro nos ha dado permiso, pero no tenemos el permiso del Viceministerio de Transporte, por lo que estamos evaluando el retiro de la estructura. La medida es de carácter temporal, ya que no queremos afectar a las personas que vienen a pasar consulta", dice Luis Argueta, presidente de la junta directiva.

Quien justifica la medida que tomaron debido a que, según él, los mismos usuarios de la clínica comunal les golpeaban los carros cuando circulaban por el lugar.

Vías quebradas, guardafangos abollados e incluso peligro de atropellamiento para los niños que circulan en la zona son algunas de las justificaciones. Además, dicen que con la instalación del portón ha mejorado la seguridad en las cercanías de la clínica.

"Los vecinos tienen razón en algunos de sus planteamientos, pero no pueden obstaculizar el paso hacia la clínica. Recuerden que la inseguridad se vive en todo el país. Es mejor sentarse a dialogar para buscar una alternativa que beneficie a ambas partes", asegura Norma Lisseth Marroquín, usuaria del ISSS.

El presidente de la directiva afirmó que el encargado de la vigilancia en el portón tiene instrucciones de dejar entrar los vehículos con pacientes, pero que solo pueden dejarlos en la clínica y luego estacionarlos afuera de la colonia. Al momento de finalizar la consulta, asegura que se les permite ingresar a traer a los enfermos.

Algunos pacientes afirmaron que les negaron el ingreso vehicular, por lo que no tuvieron otra alternativa que dejar sus carros y caminar hacia las instalaciones del ISSS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación