Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por exhibir buses nuevos hubo más caos en bulevar

Mientras las unidades iban vacías por el carril segregado otros sufrían, al transitar por la vía

El tráfico tanto para llegar como parada de Soyapango se mantuvo lento. Millares fueron afectados.

El tráfico tanto para llegar como parada de Soyapango se mantuvo lento. Millares fueron afectados.

El tráfico tanto para llegar como parada de Soyapango se mantuvo lento. Millares fueron afectados.

El calvario del tráfico pesado en el Bulevar del Ejército con la construcción del Sitramss tuvo ayer un nuevo capítulo: las autoridades de Transporte en una clara acción propagandística preelectoral pusieron a circular las nuevas unidades de transporte público en un tramo sin finalizar de la obra, lo que complicó aún más el tráfico.

Además de este pirueta propagandística, era el primer día de clases en las escuelas públicas y muchos centros privados, lo que aumentó el tráfico.

Lo que se llamó "la primera prueba piloto" que realizó el Viceministerio de Transporte (VMT), puso en marcha tres de las unidades del Sistema de Transporte Segregado del Área de San Salvador (Sitramss), las cuales salieron de la estación Antekirta.

Mientras los buses articulados transitaron sin pasajeros por el carril segregado, con el paso libre, el panorama no era igual en los otros dos carriles hacia la capital.

Al dar vuelta para regresar a la altura de Molsa, la maniobra le costó a las nuevas unidades alrededor de 25 minutos, ocasionando un verdadero caos y una fila de más de un kilómetro de vehículos sobre el Bulevar del Ejército.

"No está diseñado para dar vuelta ahí (Molsa), tratamos de improvisar para poder dar la vuelta, sin embargo está diseñado para evitar este tipo de problemas", excusó ante el percance el viceministro, Nelson García.

"La cola comienza desde Plaza Mundo y esto está insoportable, yo ya llegué tarde a la oficina por este gran tráfico, de verdad que es imposible pasar", dijo Juan Carlos Leiva quien viajaba desde San Martín.

Además, se ocasionó un fuerte tráfico vehicular en arterias aledañas como el Bulevar Arturo Castellanos y otras vías alternas como la calle a Agua Caliente.

"Salir y entrar a Soyapango es una pesadilla, este tráfico está paralizado y si querían hacer una prueba piloto con los buses la hubieran hecho si era posible en horas de la noche para no afectar el tráfico por que esto está imposible", dijo Remberto Aguilar.

Mientras el desorden se generaba, el VMT tuiteó en su cuenta, "Tengamos paciencia, las incomodidades son pasajeras, las buenas obras duran para siempre." Esto ante el tráfico generado en la zona de las pruebas.

La Chacra, la colonia El Paraíso, Agua Caliente, los alrededores al Reloj de Flores, calle Concepción y Redondel La Isla fueron otras rutas alternas que se congestionaron.

El VMT informó que la demostración de buses del Sitramss en carril segregado se hizo para probar la movilidad de las unidades.

"Lo que estamos tratando, es que el diseño de la estación en conjunto con las unidades pueda realmente ser coherente y no tener una dificultad a la hora de poner en marcha el nuevo sistema de transporte", dijo el viceministro Nelson García .

Durante la prueba también verificaron que las estaciones estuvieran adaptadas a las unidades de transporte para garantizar su movilidad.

Aunado a la prueba piloto, los trabajos sobre el paso a desnivel de la 50 Avenida Norte y la circulación de maquinaria pesada, tampoco ayudaron a agilizar el paso de vehículos particulares y del transporte público, generando un cuello de botella a la altura de Molsa.

De acuerdo a García, esperan que a finales de febrero estén concluidas las obras para poner en marcha el Sitramss en marzo y que en los próximos días se reunirán con dueños de las rutas alimentadoras para explicarle donde será su área de trabajo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación