Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Podrían procesar a familias que reciben subsidio sin irse

Hay ocho familias que están recibiendo la ayuda y se mantienen en zonas de riesgo

El edil de San Jorge, Clemente Aparicio, entrega cheque a familia que evacuó zona de riesgo. Fotos edh / carlos segovia

El edil de San Jorge, Clemente Aparicio, entrega cheque a familia que evacuó zona de riesgo. Fotos edh / carlos segovia

El edil de San Jorge, Clemente Aparicio, entrega cheque a familia que evacuó zona de riesgo. Fotos edh / carlos segovia

SAN MIGUEL. Las familias cuyas viviendas están ubicadas en zonas de alta vulnerabilidad en el volcán Chaparrastique y que se acogieron al programa de ayuda que el Gobierno creó, podrían incurrir en el delito de fraude si reciben el subsidio y permanecen en las comunidades decretadas como riesgosas.

Eso según lo aclaró el director de Protección Civil, Jorge Meléndez, quien dijo que "conocemos de al menos ocho casos de familias que reciben la ayuda, pero que aún viven en la zona".

Sostuvo que están verificando los casos y las razones del por qué han retornado a sus viviendas para ver qué acciones tomar, pues aseguran que tal situación podría catalogarse como fraude al Estado, al recibir dinero sin que este sea usado para el fin que fue entregado.

"El hecho de que ellos tomen dinero del Estado y se mantengan (en sus comunidades), es un delito de fraude", reiteró Meléndez.

Ayer las autoridades de Protección Civil entregaron el segundo desembolso de 150 dólares a 259 familias que se inscribieron al programa de ayuda del Gobierno.

Precisamente de estas 259 familias, es que han detectado que ocho no están cumpliendo, pues reciben el dinero pero se mantienen residiendo en sus viviendas de siempre.

Pero las familias tienen sus propios argumentos para regresar a sus viviendas, muchas indican han sido objeto de las extorsiones y que eso les ha obligado a regresar a sus casas en alto riesgo.

El Diario de Hoy publicó hace algunas semanas la preocupación de las familias y la idea que estas tenían incluso de renunciar al beneficio del Gobierno, porque en las zonas donde consiguieron alquilar, son dominadas por pandillas y estas al enterarse del beneficio que reciben cada mes, comenzaron a exigirles dinero y amenazarles.

En este punto, las autoridades indicaron que escucharán la explicación que cada familia les brinde, para ver si les atienden, pero tienen que estar claros en que están incurriendo en un delito.

Meléndez dijo también que en el caso de las 21 familias que forman parte de las 280 en alto riesgo, pero que no accedieron a la ayuda del Gobierno, no pueden ser obligadas a salir, pero indicó que tendrán que decidir qué hacer con ellas y una de las alternativas es levantarles un acta en la que exoneran al Gobierno de cualquier responsabilidad si ocurre un deslave o una nueva erupción que dañe viviendas o que afecte vidas.

Por otro lado, en la zona se mantiene una alerta ante los altos indices de sismicidad interna del coloso, mismos que la noche del jueves alcanzaron los 861 unidades hora.

Ante esto las autoridades indicaron que en las escuelas no se suspenderán las clases, pero sí los maestros deberán dar mascarillas a los estudiantes y deben usarlas de forma permanente por la intensidad de los olores a gases que pueden ser dañinos para la salud.

Anunciaron que después de las inspecciones en las escuelas de la zona aún no determinan si moverán operativamente a las cinco escuelas, porque argumentan que los estudiantes son de las comunidades cercanas a donde están las escuelas y esto les afectaría en el acceso a los niños.

Revelaron además que después de las inspecciones que hicieron los vulcanólogos del Ministerio de Medio Ambiente la tarde del jueves en el cráter del volcán, determinaron que la alta sismicidad que mantiene la zona interna del coloso no se debe a la obstrucción en la parte del cráter como creían inicialmente, sino por el ascenso del material volcánico o lava que tiene el Chaparrastique y que amenaza con salir.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación