Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pocos recursos y deudas heredaron nuevos concejos

Las alcaldías de Usulután, San Miguel y San Francisco Gotera cambiaron sus mandos el pasado 1 de mayo

Los nuevos alcaldes deben enfrentar la carencia de fondos y las deudas para poder desarrollar proyectos. Foto EDH / Carlos Segovia

Los nuevos alcaldes deben enfrentar la carencia de fondos y las deudas para poder desarrollar proyectos. Foto EDH / Carlos Segovia

Los nuevos alcaldes deben enfrentar la carencia de fondos y las deudas para poder desarrollar proyectos. Foto EDH / Carlos Segovia

ORIENTE. Muy pocos recursos económico para ejecutar proyectos, así como grandes deudas, encontraron los nuevos alcaldes de las cabeceras de Usulután, San Francisco Gotera y San Miguel.

En el caso de Usulután, el alcalde electo Miguel Jaime, aseguró que la administración que presidió Francisco Meardi, dejó tan sólo 17 mil dólares en las cuentas institucionales, dinero insuficiente para realizar proyectos o para mantener funcionando el primer mes la alcaldía, que implica pago a proveedores y salarios de empleados.

Agregó que la deuda heredada es de más de seis millones de dólares en préstamos obtenidos en cajas de crédito de todo el país.

"La deuda que queda en la alcaldía es de más de seis millones de dólares distribuida en 15 cajas de cajas de crédito desde La Unión hasta Ahuachapán", externó durante su discurso en la toma de posesión del 1 de mayo.

Jaime dijo que para iniciar su administración y llevar a cabo los proyectos que se ha propuesto, debe gestionar con instituciones públicas y privadas para la obtención de fondos.

Miguel Pereira, alcalde de San Miguel, manifestó previo a su toma de posesión, que la comuna la encontraba endeudada con más de 21 millones de dólares.

Sin embargo el exalcalde Wilfredo Salgado, en el acto de traspaso de la comuna, le aclaró en qué se invirtieron esos 21 millones de dólares que obtuvieron en préstamos bancarios.

Dijo que se compraron y cambiaron 14 mil lámparas del alumbrado público, con lo que garantizaron un ahorro de más de $ 100 mil en el pago de energía eléctrica por mes.

Las nuevas lámparas son tecnología LED y ahorrativas. En la sustitución invirtieron más de $6 millones.

A eso se suma el parque vehicular de la comuna, en la que se gastó más de millón y medio de dólares; además de la consolidación de otras deudas adquiridas.

Salgado explicó a Pereira que en las cuentas de la comuna quedaban $ 3 millones para que comenzara a laborar desde el pasado lunes en lo que estimara conveniente.

Además, la administración saliente dejó al día el pago de factura energética, salario de empleados, pago a proveedores, según se lo dijo el exalcalde a Pereira en el acto de toma de posesión.

Por su parte, el alcalde migueleño se comprometió a que en los tres años de gestión le conectara el agua potable a 60 mil ciudadanos, invertirá en mejorar el 40 % de la infraestructura vial del municipio y pronto comenzará la reconstrucción del estadio Juan Francisco Barraza.

Mientras que Cristóbal Benítez, nuevo alcalde de San Francisco Gotera, señaló que la comuna tiene una deuda cercana a 900 mil dólares con la banca privada.

Agregó que las cuentas de la comuna quedaron con pocos fondos, aunque no dio detalle sobre el monto porque no tenía las cifras a la mano.

Mencionó que los cuatro camiones recolectores de basura de la comuna han quedado en mal estado y tendrán que gastar en su reparación.

"Nos han dejado los dos camiones compactadores y otros dos más pequeños, pero todos están con llantas desgastadas, hoy (ayer) se nos quedó uno de los camiones varado en Usulután", comentó Benítez.

El funcionario dijo que en maquinaria la administración del ex alcalde, Carlos Gómez, únicamente dejo una moto niveladora en mal estado y que hoy les tocará a ellos mandar a reparar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación