Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pobladores de volcán temen ser víctimas de los deslaves

Autoridades no cuentan con fondos para construcción de casas temporales

Tras la erupción, hay extensas zonas deforestadas, lo que favorecerá deslaves al llover. foto drone edh / raúl Benítez

Tras la erupción, hay extensas zonas deforestadas, lo que favorecerá deslaves al llover. foto drone edh / raúl Benítez

Tras la erupción, hay extensas zonas deforestadas, lo que favorecerá deslaves al llover. foto drone edh / raúl Benítez

SAN MIGUEL. El inicio de la temporada de invierno está cerca, y es lo que tiene preocupadas a las 280 familias que residen en comunidades vulnerables por deslaves en el volcán Chaparrastique.

Los residentes en cantones y caseríos de los municipios de San Jorge, Chinameca y San Miguel, aseguran que desde el censo que el gobierno levantó en febrero pasado, nadie se ha vuelto a acercar a ellos.

Dicen que no les han explicado los planes de contingencia, entre los que se supone figura la reubicación a viviendas temporales que el gobierno pretende ejecutar, pero que pese a tener los terrenos, carece de dinero.

María Jordán, residente del cantón Conacastal, de Chinameca, indicó que "desde que pasaron censando no volvieron a darse una vuelta, ni nos dijeron nada sobre si nos moverán y cuándo será".

Dijo que la situación que viven les preocupa, pues su humilde vivienda está cercana a una de las corrientes por donde el año pasado bajaron toneladas de lodo desde el volcán.

La mujer sostiene que a estas alturas, las autoridades ya hubiesen construido las viviendas temporales de las que hablaron para albergar a las familias en alto riesgo.

María Martínez, es de la misma idea e indicó que "no nos hemos enterado de nada, solo que habían unos terrenos en San Jorge donde construirían casas temporales, pero hasta ahora no se ve nada claro con respecto a eso".

Agregó que aunque esperan que el invierno no sea muy copioso, saben que es un riesgo quedarse en sus viviendas y esperan que las autoridades puedan brindar soluciones para evitar una desgracia en la estación lluviosa.

"La naturaleza es impredecible y si llueve durante la noche y uno dormido, no vamos a sentir cuando quedemos soterrados por el lodo que baje del volcán", sostuvo Martínez.

Las autoridades aún no tienen fondos, y menos, fecha para comenzar la construcción de las 280 casas temporales en el barrio Concepción y el cantón La Ceiba de San Jorge.

EDH publicó semanas atrás que el proyecto de viviendas temporales seguía en el aire, pues el gobierno cuenta con terrenos, pero no con dinero.

En la presente semana, un equipo de este medio visitó los terrenos donde se prevé construir las viviendas y los residentes manifestaron que las autoridades no han llegado a hacer ningún trabajo.

Lo único que han hecho es medir, según lo constató EDH y lo confirmaron vecinos de la zona, además de las autoridades del Viceministerio de Vivienda.

Sergio Benavides, gobernador de San Miguel, sostuvo que "la comisión nacional junto a Protección Civil están gestionando el tema de recursos y estamos a la espera de tener datos más concretos".

Argumentó que lo más importante es que ya tienen los terrenos para poder hacerlo y que el alcalde de San Miguel, Wilfredo Salgado, ofreció unos terrenos ubicados en la colonia Milagro de la Paz.

Benavides sostuvo que el tema de los recursos se ha complicado porque no tenían nada presupuestado para atenderlo. El gobernador indicó que saben que el tema de las viviendas temporales para las familias en alto riesgo es una de las prioridades a atender a plazo corto.

Dice que están conscientes que el invierno está por llegar y el tiempo es su peor enemigo para poder responder a las necesidades de las familias que resultarán afectadas.

Varios de los vecinos de las zonas de riesgo aseguran que si no les brindan asistencia en cuanto a la reubicación, el invierno puede dejar desgracias que lamentar en varias de las comunidades.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación