Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Playas y turicentros fueron abarrotados por los veraneantes

En Apulo habían ingresado 16,000 hasta el mediodía

Veraneantes abarrotaron El Majahual para disfrutar del Sábado Santo. Foto EDH / RENÉ ESTRADA

Veraneantes abarrotaron El Majahual para disfrutar del Sábado Santo. Foto EDH / RENÉ ESTRADA

Veraneantes abarrotaron El Majahual para disfrutar del Sábado Santo. Foto EDH / RENÉ ESTRADA

Millares de salvadoreños sobrepoblaron las playas y turicentros, en el principal día de vacaciones de Semana Santa, ayer, Sábado Santo, no sin antes haber sufrido el estrés del intenso tráfico vehicular.

Por ejemplo, solo entre Santa Tecla y el Puerto de La Liberta muchos automovilistas se quejaron de haberse tardado más de una hora, "a vuelta de rueda" para recorrer dicho trayecto.

Solo en el turicentro de Apulo, hasta el mediodía, habían entrado más de 16 mil personas, informó el administrador, Manuel de Jesús Aguilar.

Mientras tanto, para entrar había una fila de más de 250 personas (a pie) y una cola de 40 vehículos, cuyos ocupantes también iban a disfrutar del centro de recreación. A esa hora aún faltaban los que entrarían por la tarde.

Uno de los atractivos de Apulo fue la presentación de René Alonso y su banda Láser, que deleitaron con su música los bañistas.

Algunos vendedores se quejaron. Jorge Chipagua, empleado del merendero número 3, denunció que los empleados del turicentro, administrado por el Ministerio de Turismo, les estaban haciendo la competencia con la venta de bebidas gaseosas, agua y y refrescos.

La seguridad de los bañistas estuvo garantizada por agentes de la PNC y socorristas de Cruz Roja.

A reventar

En el caso de la playa El Majahual, estaba a reventar a eso de las 10:30 de la mañana, al grado que la gente que se bañaba, por momentos se topaban con el vaivén de las olas; en tanto resultaba complicado desplazarse sobre la arena, donde miles de personas tomaban el sol acostados y de pie, otros jugaban al fútbol o simplemente caminaban.

"Nos ha tocado venir desde Cojutepeque con toda la familia. Hemos visto que a pesar que está lleno el ambiente ha estado tranquilo", manifestó Francisco Pérez en la playa El Majahual, donde era constante el ingreso de autobuses y pick up repletos de veraneantes.

Algunos excursionistas comentaron que el único problema que tuvieron, en su camino hacia el Puerto de La Libertad, fueron las interminables colas de vehículos debido a la gran afluencia de vacacionistas.

"Fue aproximadamente una hora de camino, la cola iniciaba por Zaragoza y llegaba hasta el desvío del Puerto de La Libertad, el avance fue a paso de tortuga", contó José Espinoza, motorista soyapaneco.

Ya en las playas, algunos explicaron que preferían ir a disfrutar a la costa salvadoreña para cambiar un momento de ambiente con toda la familia y olvidarse por momentos del estrés que se vive a diario en las ciudades de la zona metropolitana de San Salvador y otras del interior del país.

"La verdad es que uno viene a desestresarse, pero también a que los niños se la pasen bien. Esta mañana (ayer) venimos en caravana desde Santa Ana", dijo Katerine Consuegra.

La nota luctuosa fue un niño de 14 años ahogado en la playa El Majahual.

En la playa El Tunco, siempre en La Libertad, fue notoria la presencia de veraneantes extranjeros que practican el surf.

Los restaurantes también estuvieron llenos de excursionistas.

"Las horas que hemos pasado acá han sido lo máximo", manifestó Alejandra Hernández, veraneante que había llegado con sus parientes recién venidos de Estados Unidos.

Parques municipales

En los parques municipales con piscina, como el de la colonia Satélite, y Pedro Pablo Castillo, en el barrio Candelaria, la afluencia de veraneantes no era para menos.

Unas 300 familias habían llegado a la 1:30 al parque acuático municipal de la colonia Satélite, explicó el administrador, Miguel Melara. "Hoy (ayer) ha sido el día que más lleno ha estado de toda la vacación", dijo.

El Pedro Pablo Castillo también registró una avalancha de visitantes. Ayer superó las 350 familias, explicó el gerente, Efraín Guatemala.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación