Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Plan de ordenamiento de Gotera genera pérdidas a vendedores

b Para liberar la Avenida Morazán trasladaron a unos 90 comerciantes informales a otras zonas de la ciudad

Los comerciantes se quejan por las pocas ventas que han tenido desde que fueron trasladados hacia otras calles de la ciudad. Foto edh / Lucinda Quintanilla

Los comerciantes se quejan por las pocas ventas que han tenido desde que fueron trasladados hacia otras calles de la ciudad. Foto edh / Lucinda Quintanilla

Los comerciantes se quejan por las pocas ventas que han tenido desde que fueron trasladados hacia otras calles de la ciudad. Foto edh / Lucinda Quintanilla

MORAZÁN. El retiro de unos noventa comerciantes informales que por años vendieron en la Avenida Morazán, de San Francisco Gotera y que fueron ubicados en otras calles de la ciudad, ha hecho que estos tengan pérdidas económicas en un 90%.

Con el afán de reordenar el centro de la ciudad, los vendedores fueron removidos a principios de enero.

Según los comerciantes en los nuevos puestos no logran vender sus productos y esto ha generado que sus ganancias caigan considerablemente porque están en una zona donde no circula gente que les compre.

Los afectados indicaron que la comuna no les avisó ni se reunió con ellos para hacer la reubicación, y que el 10 de enero en la madrugada ya no les permitieron colocar sus puestos en la Avenida Morazán.

"Nadie nos preguntó si nos queríamos pasar, solo nos impidieron poner nuestras ventas en la Avenida Morazán, y ahora nos han tirado en un lugar donde no pasa ni un alma", externó Mirian Flores, una comerciante de calzado que fue reubicada en la avenida Anita de Alvarado.

"Hay días enteros en que no se vende nada, pero el impuesto que nos cobran no falla. Es injusto porque esta es nuestra única fuente de trabajo y nos la están quitando", se quejó la señora Flores.

Luisa Amaya, comerciante de verduras, indicó que "desde que nos pasamos para este lugar hemos tenido pérdidas, yo vendo verduras y todas las semanas es de votar producto que se daña", lamentó.

Los más de 40 comerciantes ubicados en esta avenida indicaron que trabajan con créditos y están en peligro de perderlos porque si no venden, no pueden pagar.

Por tal razón ven como única solución a su problema, retornar a sus antiguos puestos.

"La única forma de no perder nuestros negocios es regresar a la Avenida Morazán y eso será una medida a tomar si no nos dan soluciones en la comuna", indicó Flores.

Matías Pereira, otro comerciante, también comparte la idea de Flores en tomarse la Avenida Morazán de nuevo para poner sus ventas. El vendedor es de las pocos comerciantes que quedaron ubicados en la Calle José Simeón Cañas.

"Aquí no se vende, pasan los días y nosotros sin comercializar ni un solo producto, estamos al borde de quebrar nuestros negocios y al alcalde no le importa lo que estamos sufriendo", sostuvo.

"Cuando nos movieron, nos dijeron que traerían a la UMO (Unidad del Mantenimiento del Orden, de la PNC) para sacarnos, y en vez de que nos golpearan, accedimos, pero la verdad es que estamos quebrando", apuntó el vendedor.

Sin embargo, en la comuna aseguran que sí hubo un acuerdo para movilizar a los comerciantes a otras zonas y ordenar el centro de la ciudad.

Carlos Gómez, alcalde de la localidad, dijo que los comerciantes se trasladaron por voluntad propia para la calle Anita de Alvarado, al parque La Concordia de la ciudad, y a la calle José Simeón Cañas.

"Nos reunimos con los comerciantes y les agradecemos que no hayan puesto resistencia al trasladarse", dijo el edil.

Según los vendedores, lo único que les dijeron es que la Avenida Morazán sería señalizada para el uso del transporte interdepartamental; pero eso no ha ocurrido y la avenida ahora es usada como parqueo.

"Nos desalojaron para usar de parqueo la calle, los buses no pasan ahí, dijeron que el Viceministerio de Transporte (VMT) la estaba pidiendo, pero hasta ahora no he visto que estén haciendo nada", protestó Pereira.

El edil sostuvo que la comuna se comprometió a perifonear sobre la nueva ubicación de los vendedores para que los clientes conocieran dónde ubicarían a los comerciantes y sus ventas no se vieran afectadas.

Aunque esto sí lo han hecho, parece que tampoco ha dado buenos resultados para mejorar las ventas de los afectados, porque ellos se siguen quejando.

Gómez mencionó que como municipalidad han destinado un vehículo para perifonear, con el objetivo de que los compradores lleguen a los nuevos puestos de venta y agregó que les han manifestados que ha funcionado.

El alcalde aseguró que la idea es que la avenida liberada sea usada como nueva ruta, únicamente para el transporte interdepartamental y para el transporte pesado que se desplaza por la ciudad.

Otro de los objetivos por el cual movieron las ventas fue porque en esa calle no era posible circular.

Por su parte Gaspar Portillo, encargado del VMT en oriente, sostuvo que "ya nos hemos reunido con las autoridades de la alcaldía y de la gobernación de San Francisco Gotera para hacer un ordenamiento vial y que San Francisco Gotera sea una ciudad más ordenada", expresó.

El plan busca que la gente de la cabecera tenga fácil acceso al transporte público que pasa por la ciudad.

El representante del VMT informó que por ahora están determinando los ejes preferenciales de la ciudad, algunas paradas de buses que ahora mismo no existen; además del análisis de un espacio para una meta, pero de carácter informal.

"Sería un punto de llegada, no una terminal, sino una meta de entrada y salida de los autobuses, para que la gente sepa dónde llegar y tomar las unidades", explicó Portillo.

El ordenamiento incluye tanto al transporte público como al particular, y aún afinan detalles de cómo se ejecutará en la cabecera departamental.

Portillo explicó que en este momento aún no comienzan con el trabajo de señalización porque afinan los detalles, y reiteró que el primer paso ya está hecho y fue remover a los comerciantes de las calles más importantes, para ordenar la ciudad.

"Nosotros solo llegaremos a señalizar cuando esté terminado todo el trabajo de planeación para hacer algo que funcione y ayude, por ello el ordenamiento es un tema que no puede ser tomado a la ligera", justificó.

Sin embargo, para los comerciantes ambas instituciones se han olvidado de dar una solución viable a los que por años, vendieron en la zona.

"Nadie dice que no se ordene la ciudad, pero los que no nos parece, es que nos dejen abandonados en zonas donde ni los perros pasan, o en áreas donde corremos peligro de ser atropellados", dijo Jesús Argueta, otro comerciante.

Los mercaderes dijeron que retornarán dentro de poco a la calle de la que fueron sacados para evitar quebrar sus negocios y que si la comuna quiere evitar conflictos, que les den soluciones que no les afecten.

El alcalde indicó que el tema del ordenamiento es inminente y que no darán marcha atrás con todos los planes.

Si los vendedores vuelven a la Avenida Morazán, aún no se sabe si la alcaldía pedirá el desalojo a la UMO.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación