Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pimude entregó reconocimientos a docentes y alumnos ejemplares

El patronato busca fomentar la práctica de valores morales

Reconocimiento Maestro, Alumnos.

 Las miembros de la junta directiva del patronato Pro Integración de la Mujer y la Familia al Desarrollo junto al grupo de docentes y de estudiantes que homenajeó... | Foto por Lissette Monterrosa

 Las miembros de la junta directiva del patronato Pro Integración de la Mujer y la Familia al Desarrollo junto al grupo de docentes y de estudiantes que homenajeó por ser personas que tienen una vida ejemplar. 

Las miembros de la junta directiva del Patronato Pro Integración de la Mujer y la Familia al Desarrollo (Pimude) entregó este sábado por la mañana diplomas de reconocimiento y obsequios a 15 maestros y 20 estudiantes de Educación Básica y Media, provenientes de centros educativos públicos ubicados en distintos puntos del país.

La presidenta de Pimude, Julia Araujo de Houdelot, detalló que los maestros fueron homenajeados por ser ejemplares en cuanto a que son personas con principios de solidaridad, amabilidad, responsabilidad, motivadoras y con actitudes positivas para formar mentes triunfadoras y espirituales que den honra y gloria a Dios por sus obras terrenales.

En el caso de los estudiantes se valoró que son responsables, tienen buena conducta, son dedicados al estudio y tienen espíritu de servicio. “Ellos han sido electos democráticamente por sus mismos compañeros de la escuela o del instituto que consideran que son ejemplares”, explicó Araujo de Houdelot. 

La representante del Pimude explicó que este homenaje lo realizan desde hace quince años y para hacerlo realidad previamente hacen gestiones con autoridades de los centros educativos que les han sido recomendados.

“Un evento como el de ahora a los ciudadanos salvadoreños nos da como una luz de esperanza de que sí existe gente buena, gente ejemplar en sus distintos lugares donde viven, cantones, ciudades, pueblos”, citó.

En el marco de la ceremonia también se llevaron a cabo dos ponencias enfocadas a estimular más a los docentes y estudiantes a que sean buenas personas.

Una de las disertaciones estuvo a cargo del licenciado Alfredo Escalón, quien habló sobre Las Finanzas en Cristo en la que, entre otras cosas, exhortó a la concurrencia a manejar el tema del dinero con prudencia y sin apego.

La segunda ponencia la realizó la doctora Enma Castro de Pinzón, quien abordó el tema de las virtudes y valores que las personas deben fomentar y practicar a lo largo de su vida y en el seno de su familia, la comunidad, en la escuela y la sociedad en general.

Este patronato, que fue fundado hace 36 años, es el que impulsó que todos los días lunes en las escuelas se haga un acto cívico. También fue el que hizo posible que en 2001  los diputados aprobaran un decálogo de valores morales.

Para la maestra Irsa Elizabeth Araujo de Medina, del Centro Escolar Cantón San José Gualoso, de Chirilagua, San Miguel, dijo que este reconocimiento la ha estimulado a ser una mejor maestra para ayudar más a los niños.

“Es el mayor reto  como maestra motivar (a los alumnos) a que les guste la educación”, explicó la educadora.

Carlos Mauricio Ramírez, del Instituto Nacional del Congo, Santa Ana, dijo estar sumamente agradecido por el reconocimiento porque han valorado lo que él hace.

“Estoy feliz, contento y agradecido con la institución por darme este reconocimiento, y principalmente a Dios y a mis padres por apoyarme”. Gerson  Hernández, estudiante. 
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación