Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piden ayuda para restaurar Catedral

Aún falta mucho por hacer pero no tienen presupuesto

Los trabajos que se están realizando, estarían listos a inicios del próximo año. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los trabajos que se están realizando, estarían listos a inicios del próximo año. Foto EDH / Mauricio Guevara

Los trabajos que se están realizando, estarían listos a inicios del próximo año. Foto EDH / Mauricio Guevara

SANTA ANA. Desde hace poco más de un mes, una empresa privada y la Secretaría de Cultura, llevan a cabo trabajos de reconstrucción de las paredes del costado sur de la Iglesia Catedral de Santa Ana.

Según el párroco del templo, presbítero David Guardado, las paredes nunca fueron terminadas, desde la fecha de su fundación, hace más de 100 años, y ahora se reconstruyen gracias a la colaboración voluntaria y gubernamental.

El religioso explicó que los trabajos se encuentran en más del treinta por ciento de avance y podrían extenderse hasta principios del año próximo.

La inversión que se está realizando es de 24 mil dólares, de los cuales el 20 por ciento será aportado por la Asociación Pro Restauración de la Iglesia Catedral y el resto por la Secultura.

Para los miembros de la Asociación, los trabajos más importantes que se ejecutarán serán la impermeabilización del techo, ya que los ladrillos con los que está construido el edificio han tenido que soportar el deterioro causado por la lluvia y el viento, durante más de un siglo.

"La humedad es el peor enemigo que ha tenido la Catedral durante mucho tiempo y el hecho de que los ladrillos estén expuestos ha generado el deterioro de la iglesia", manifestó el presidente de la Asociación, Daniel Calderón.

Calderón agregó que el objetivo de estas obras es mejorar los soportes estructurales de la edificación, los cuales también fueron dañados por los movimientos sísmicos de la última década.

Sin dinero

Además, Calderón reconoció que una vez finalizadas las obras en este sector, podría haber un estancamiento en la restauración, ya que ni ellos ni la iglesia cuentan con fondos económicos suficientes para continuar.

Solo este año se ha realizado una inversión de unos 45 mil dólares en mejoras de la iglesia. Entre estas destacan la reconstrucción de las gradas que conducen hasta el campanario, limpieza de canaletas, estudio y reparación de los daños del los campanarios, entre otras.

El presidente de la Asociación explicó que muchos de estos proyectos se han realizado con fondos obtenidos de actividades que se realizan cada mes.

"Mi objetivo es trabajarle más estructuralmente, aunque la gente se queje que no se le hace nada. Arriba no saben como está", expresó Calderón.

Es más, explicó que una de las zonas que mayor atención requiere es el costado oriente, donde el desgaste es notorio y representa una amenaza para la población.

Sin embargo, la falta de apoyo económico se ha vuelto un problema para los involucrados en el proceso de restauración.

Esto último sobre todo porque no reciben el apoyo que quisieran. Es más, durante todo el presente año han buscado ayuda pero nadie les ha tendido la mano.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación