Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Piden alumbrado público en cancha remodelada

El espacio deportivo fue renovado hace tres meses

Vecinos del barrio San Carlos esperan que el alumbrado sea restablecido. Foto EDH / insy Mendoza.

Vecinos del barrio San Carlos esperan que el alumbrado sea restablecido. Foto EDH / insy Mendoza.

Vecinos del barrio San Carlos esperan que el alumbrado sea restablecido. Foto EDH / insy Mendoza.

LA UNIÓN. Para que la remodelación de la cancha de baloncesto, ubicada en el barrio San Carlos, sea perfecta, los residentes de la zona piden a la municipalidad que haga la reconexión del servicio de energía eléctrica, pues aseguran que los han dejado a oscuras y sin poder hacer uso nocturno del escenario deportivo.

Llevan, por lo menos, tres meses con el problema.

La comuna, recientemente, remodeló la cancha, a la que le invirtió en mejorar los baños, la cerca perimetral, el portón de acceso, pintura y la colocación de cuatro reflectores.

Previo a las mejoras, en la cancha había lámparas que permitían el uso nocturno de esta, pero, por los trabajos realizados debieron desconectarlas.

El escenario es usado, diariamente, por un aproximado de 100 personas, entre niños, adolescentes y padres de familia, quienes, cuando había iluminación, aseguran que se mantenían practicando deportes hasta las 11:30 de la noche, pero que ahora lo hacen hasta que la luz natural lo permite.

Juan Ramón Méndez, miembro de la directiva de la comunidad, explicó que los trabajos de remodelación iniciaron en agosto y terminaron en septiembre, a la vez, reconoce que el escenario estaba dañado.

"Cambiaron los baños, los marcos y aros, cambiaron parte de la malla y pusieron donde no había, repararon el portón principal, pintaron, ampliaron un metro más de pavimento a la cancha y cambiaron las lámparas por reflectores para que hubiera mejor iluminación", agregó Méndez.

Añadió que los reflectores están instalados, no así, el servicio de energía y los niños se arriesgan a estar jugando en lo oscuro.

"Desde las 4:00 de la tarde empiezan los cipotes a jugar, ya sea basquetbol o fútbol macho. Los niños a correr, andar en sus bicicletas. A partir de las 9:00 de la noche, los adultos nos integramos a jugar y llegábamos hasta la media noche, pero hoy no se puede, porque está a oscuras y es un riesgo para nosotros", lamentó el vecino.

El alcalde, Ezequiel Milla, señaló que la cancha, construida en el terreno donde funcionó el rastro, fue el primer paso de una obra más grande que han planeado y que se trata de la construcción de un salón de usos múltiples.

"Estoy transformando el rastro en un salón de usos múltiples, bien adecuado para hacer todo tipo de eventos para el beneficio de la comunidad, y todo el esquema de iluminación va a salir del ex rastro, hasta entonces tendrán energía en la cancha", sostuvo el funcionario.

Milla expresó que en 10 días iniciarán los trabajos del local y que, una vez terminado, la gente podrá desarrollar actividades como fiestas rosas, cumpleaños, bodas, incluso velaciones.

Explicó que el salón estará equipado con sillas y refrigeradoras, área de jardín y terraza.

Reiteró que la cancha tendrá energía eléctrica, por eso colocaron los reflectores, pero pidió un poco de paciencia a los ciudadanos, mientras se construye el salón de usos múltiples y se reinstala la energía eléctrica.

Mayra Andrade, también miembro de la directiva de la colonia, manifestó que hace años que la cancha no era mejorada y que "ha quedado bonita con todos los trabajos que hicieron por parte de la alcaldía, quitaron las lámparas viejas que habían aunque funcionaban, pero dijeron que lo mejor eran los reflectores, pero no conectaron el servicio y estamos a oscuras, esperamos que los habiliten pronto".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación