Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Persisten las amenazas a estudiantes en La Unión

Las amenazas se registran al interior y exterior de los centros, según padres

La escuela Club de Leones es una de las que se ubican en zona dominada por pandillas y sus estudiantes son asediados por miembros de esos grupos delincuenciales. foto edh

La escuela Club de Leones es una de las que se ubican en zona dominada por pandillas y sus estudiantes son asediados por miembros de esos grupos delincuenciales....

La escuela Club de Leones es una de las que se ubican en zona dominada por pandillas y sus estudiantes son asediados por miembros de esos grupos delincuenciales. foto edh

LA UNIÓN. Al menos seis escuelas de la cabecera, así como las ubicadas en cantón Huisquil, franja costera de Conchagua, San Alejo y El Carmen, tienen en común estar en zonas de riesgo por la presencia de pandillas, tráfico de drogas y reclutamiento de menores de edad.

En nueve de ellas, según las autoridades, es donde mayor problema se registra, mismas en las que según padres de familia hay amenazas contra sus hijos.

Las escuelas ubicada en zonas de riesgo son Club de Leones, Victoria Zelaya, Hugo Lindo, Instituto Nacional, barrio La Fátima, José Pantoja Hijo, en la cabecera.

Mientras que en Conchagua, la zona de Huisquil en el sector de la playa.

Por esa razón, la Policía y el Ministerio de Educación las tienen incluidas en su plan de seguridad y aún con este, las amenazas contra estudiantes persisten.

Son 29 escuelas, diseminadas en el departamento, las que reciben protección de parte de policías y soldados.

En las zonas donde se ubican, según las autoridades, hay movimiento de grupos delincuenciales que venden drogas o tratan de reclutar estudiantes o que impiden que jóvenes que residen en zonas dominadas por rivales ingresen a centros ubicados en colonias o barrios que son de dominio de grupos contrarios.

Por esa razón, este año, el Ejército ha incrementado el número de soldados por escuela en las que dan custodia. Aún así, persisten las amenazas de grupos de pandillas en contra de los alumnos.

En el caso del centro escolar Club de Leones, ubicado en el centro de la ciudad de La Unión, varios padres de familia manifestaron su preocupación por amenazas que sus hijos han recibido afuera de la escuela.

"Son varios los alumnos que están siendo amenazados en el turno de la tarde por muchachos que vienen del colonia Los Rubios, muchos han decidido que ya no sigan estudiando o nos arriesgamos como padres en ir a dejarlos y a traerlos", declaró un padre bajo anonimato.

Otros aseguraron que dentro del plan de seguridad deberían incluir los registros a los estudiantes y que "la Policía debe incluir las investigaciones de algunos alumnos que son afines a las pandillas o están dentro de ellas y llegan a hacer amenazas adentro de las aulas", acotó una madre de familia que residen en barrio San Antonio.

Francisca Blanco, madre de familia, agregó que ella ya pasó por esas amenazas a sus hijos en una escuela.

"Lo único que le puedo decir que para este año ya no estudiará mi muchacho porque los de una pandilla lo mandaron amenazar que no lo querían ver en esa escuela, y la única razón es que nosotros vivimos en un barrio donde domina la pandilla contraria a la que está en la comunidad de la escuela, mi hijo apenas tiene trece años y ya no seguirá sus estudios", relató.

César Maldonado, director de la escuela Club de Leones, indicó desconocer las amenazas de los pandilleros afuera o adentro de la escuela.

Explicó que lo único que han tenido son problemas de indisciplinas con los alumnos grandes en contra de los más pequeños, pero que eso se esta solventando.

Se buscó la versión del director departamental de Educación, Carlos Reyes, quien no se encontraba en la oficina y, según explicaron en la institución, andaba en una reunión por la zona norte del departamento.

Se le llamó a su teléfono móvil y tampoco hubo respuesta.

Roberto Munguía, jefe de Operaciones de la Delegación Policial, dijo que el año pasado hubo un caso de un alumno de una escuela del cantón Pavana de San Alejo que ingresó con marihuana a la institución y fue detenido.

"Son nueve escuelas focalizadas en el plan donde hay policías que están dentro de las escuelas dando charlas preventivas y encuentros deportivos, además tenemos la seguridad de los soldados", comentó.

Agregó que necesitan el involucramiento de los padres de familia y docentes para tener más efectividad.

"Los padres y docentes pueden saber de problema delicados adentro de las escuela relacionados con las pandillas, deberían de aportar esos datos para colaborar con el trabajo preventivo de la policía y el ejército", manifestó.

El coronel Néstor Marroquín, comandante del Destacamento Militar de La Unión, aseguró que son 29 los centros educativos que están custodiando en coordinación con la Policía y a petición de la dirección departamental de Educación, eso con base a un estudio de los más vulnerables.

"Se mantienen el mismo número de escuelas, pero hemos orientado nuestra presencia aquellas escuelas donde hay más problemas", detalló el oficial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación