Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Peregrinos conmemoran la Semana Santa en Jerusalén

b Millares de personas han participado en los actos que se han desarrollado en Tierra Santa

Católicos participan en una procesión en el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro con motivo del Jueves Santo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Fotos EDH / EFE

Católicos participan en una procesión en el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro con motivo del Jueves Santo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Fotos EDH /...

Católicos participan en una procesión en el interior de la Iglesia del Santo Sepulcro con motivo del Jueves Santo, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. Fotos EDH / EFE

JERUSALÉN. Peregrinos católicos de todo el mundo y feligreses israelíes coincidieron hoy en la ciudad santa de Jerusalén para celebrar el Sábado Santo o de Gloria, horas antes de la conmemoración de la resurrección de Jesús.

La iglesia del Santo Sepulcro, donde la tradición señala la crucifixión, entierro y resurrección de Jesús, se convierte en el eje central de los festejos del Sábado Santo.

Estos comenzaron a primera hora de la mañana con una Vigilia Pascual encabezada por el patriarca latino de Jerusalén, Fuad Twal, el principal evento del día en el templo donde arde el fuego que simboliza la luz del regreso.

A media tarde los franciscanos se congregaron para continuar con las celebraciones en el lugar, donde pasada la medianoche está previsto que se acoja la Liturgia de las Horas.

Los actos coincidieron con el inicio de la Pascua hebrea o Pesaj para recordar el fin de la esclavitud del pueblo judío y el éxodo del Egipto faraónico.

Semana de peregrinación

También, cristianos de todo el mundo se reunieron en la ciudad vieja de Jerusalén para conmemorar el Viernes Santo y recorrer el camino, que según la tradición, siguió Jesucristo hacia su crucifixión.

En la tradicional procesión de Vía Crucis, los peregrinos recordaron y compartieron el sufrimiento de Jesús.

Muchos de los participantes portaron cruces de madera por la Vía Dolorosa, algunas de ellas de gran tamaño, y entonaron cánticos religiosos en numerosas lenguas. Otros llevaban coronas de espinas o iban ataviados con viejos mantos.

La procesión finalizó en la iglesia del Santo Sepulcro, el lugar donde según la tradición fue crucificado Jesús.

El patriarca latino de Jerusalén, Fouad Twal, celebró allí junto a los creyentes la liturgia católica de la pasión de Jesús. El domingo se conmemorará en Jerusalén la resurrección de Jesucristo.

El Ministerio de Turismo espera la llegada de 130 mil visitantes coincidiendo con las celebraciones cristiana y judía.

Según la radio israelí, las fuerzas de seguridad elevaron el nivel de alerta para evitar cualquier tipo de atentado en Tierra Santa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación