Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pepenadores exigen ingresar a nuevo relleno

Esperan que autoridades les otorguen el permiso

Los "pepenadores" piden oportunidades para trabajar. Foto EDH / Milton Jaco

Los "pepenadores" piden oportunidades para trabajar. Foto EDH / Milton Jaco

Los \"pepenadores\" piden oportunidades para trabajar. Foto EDH / Milton Jaco

SANTA ANA. Un grupo de personas que dijeron ser "pepenadores" se concentró ayer en los alrededores del recién clausurado basurero del cantón Cutumay Camones, al norte de la ciudad.

El objetivo era exigirles a las autoridades municipales habilitar el acceso a más de 150 "pepenadores" al nuevo relleno sanitario del cantón El Zompopo, para realizar trabajos de recolección.

Según los manifestantes, desde la apertura del nuevo relleno sanitario, el acceso a ellos fue restringido por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Marn), lo cual ha significado suprimir la principal fuente de ingresos para una gran cantidad de familias.

"Tenemos tres meses de no trabajar. Nosotros no estamos pidiendo que el relleno se cierre, lo que pedimos es que se nos deje trabajar allí adentro", explicó uno de los manifestantes, Joel Morales.

El hombre agregó, también, que todos los "pepenadores" poseen un permiso municipal para realizar la recolección de materiales reciclados en el antiguo botadero de Camones; y lo que buscan es que ese mismo permiso sea valedero en el nuevo relleno sanitario.

"Allá en El Zompopo están enterrando los materiales que, para nosotros, son valiosos. No puede ser que la gente de la alcaldía no nos permita ir a recolectarlos", enfatizó.

Otra de las afectadas por esta situación, María Hernández, indicó que "hemos solicitado a la alcaldía un permiso para trabajar allí o que ellos nos den otro tipo de trabajo. Hasta ahorita ni uno ni lo otro", manifestó la mujer.

Hernández aclaró que han solicitado a la municipalidad tramitar una reunión con los representantes del Ministerio de Medio Ambiente para dialogar acerca del tema.

"Queremos exponer nuestras necesidades y que se nos dé la oportunidad de trabajar dignamente aquí", explicó la "pepenadora".

Aunque todavía se está a la espera de una postura oficial por parte de la comuna respecto al problema, los "pepenadores" no descartan realizar cierres de calle y otro tipo de protestas pacíficas si no se llega a un acuerdo.

Sin protesta

Por su parte, habitantes de algunas comunidades del cantón El Zompopo y algunas personas que eran movilizadas en autobuses desde San Salvador, con el apoyo de la Coordinadora Nacional de Medio Ambiente, intentaron pronunciarse ayer por la mañana afuera del relleno, ubicado en el límite de Texistepeque y Santa Ana, tal y como lo hicieron el pasado lunes, cuando impidieron el ingreso de camiones de basura durante un par de horas.

Sin embargo, fueron disuadidos por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC).

Weder Meléndez, presidente de la Coordinadora, lamentó que no se les haya dejado manifestarse y calificó la acción de arbitraria y de una violación al derecho constitucional de protestar pacíficamente.

Explicó que, ante esta imposibilidad de protestar contra el proyecto, interpusieron una denuncia en la Fiscalía General de la República por el delito de "coacción".

"Se levantó un acta y nos asignaron a una fiscal y ahora sólo estaremos a la espera de alguna resolución", manifestó Meléndez.

Asimismo, aseguró que este tipo de acciones no los intimidará ni evitará que sigan realizando acciones de protesta.

Agregó que las actividades contra el funcionamiento del relleno continuarán, pues consideran que contaminará los mantos acuíferos del sitio.

La inversión de este relleno sanitario ronda los $1.7 millones. Además de la alcaldía de Santa Ana también participan las municipalidades de Metapán, Texistepeque, San Sebastián Salitrillo y Chalchuapa, que conforman la Asociación Ecológica de Municipios de Santa Ana (Asemusa).

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación