Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Peligro en Litoral por exceso de velocidad

Autoridades indican que han perecido cuatro personas en esa vía en lo que va del año

El cuerpo del motociclista Roosevelt Del Cid quedó tendido en la carretera. Pereció de forma instantánea tras ser impactado por un automotor. foto edh/ carlos segovia

El cuerpo del motociclista Roosevelt Del Cid quedó tendido en la carretera. Pereció de forma instantánea tras ser impactado por un automotor. foto edh/ carlos segovia

El cuerpo del motociclista Roosevelt Del Cid quedó tendido en la carretera. Pereció de forma instantánea tras ser impactado por un automotor. foto edh/ carlos segovia

SAN MIGUEL. El exceso de velocidad y la imprudencia al conducir se combinaron para provocar que Roosevelt de Jesús del Cid, un docente de 55 años, pereciera tras ser embestido en su motocicleta por un automotor la mañana de ayer.

El accidente ocurrió en el kilómetro 124 de la carretera Litoral, justo en el desvío hacia El Espino.

Según las autoridades, el accidente lo originó Oscar Gonzalez, de 30 años y conductor del pick up placas P564-431, cuando de forma imprudente invadió el carril en que se desplazaba del Cid.

El accidente en que pereció el docente es parte de los que casi a diario ocurren en esa carretera, aunque en este caso, dejó saldo fatal.

Vecinos que residen en la zona del desvío a El Espino aseguran que los choques se registran casi a diario y van desde choques con daños materiales hasta los que dejan lesionados y fallecidos.

German Álvarez, un vecino de la zona, aseguró que hace 17 días ocurrió un accidente en el que también hubo fallecidos y que una semana antes se había registrado otro choque con saldo fatal.

Carlos Martínez, un automovilista que circula frecuentemente por esa vía, sostiene que la salida de El Espino es peligrosa, porque los conductores pasan a toda velocidad, muchas veces irrespetando a ciclistas, motociclistas y peatones que buscan cruzar la carretera.

La Policía de Tránsito coincide con Martínez al asegurar que las principales causas de accidentes en la zona son el exceso de velocidad, imprudencia de los conductores y la distracción al volante.

Incluso, agentes que llegaron para realizar la inspección de la colisión en que pereció del Cid, aseguran que se mezclaron exceso de velocidad, imprudencia y distracción.

"El señor del pickup invadió el carril de la motocicleta al hacer el viraje hacia El Espino y el motociclista iba distraído", dijo uno de los agentes.

Vecinos aseguran que esas colisiones podrían evitarse si la Policía mandara constantemente retenes o al menos colocaran conos para persuadir al conductor a reducir la velocidad.

Dicen que por años han esperado que les coloquen una pasarela o, al menos, reductores de velocidad.

"Una pasarela sería bueno que pusieran o si quiera los conos para que la gente al verlos de lejos diga ' está la Policía', y le quite el pie al acelerador", dijo Rogelio Umanzor, otro lugareño.

Por su parte, Imelda Guardado, quien a diario viaja a Usulután a comercializar productos de belleza, dijo que "acá (desvío El Espino) la gente pasa aventada en sus carros y buses, no respetan al peatón ni a nadie".

Sin embargo, también hizo un llamado a los peatones a respetar sus vidas. Asegura que constantemente la gente atraviesa la vía e incluso, se atreve a quedar en medio de la carretera internacional.

"A veces pasan los camiones de un lado y otro y ellas en medio, no respetan sus vidas", dijo la mujer.

Según las autoridades de Tránsito de la Policía, en lo que va del año han muerto en accidentes viales 21 personas en el departamento de San Miguel, cuatro de ellos en la carretera Litoral.

Esas cuatro muertes han ocurrido entre los kilómetros 128 en la jurisdicción de El Tránsito y el 136 en San Miguel.

Piden a los automovilistas y peatones ser más precavidos, sobretodo en el inicio y apogeo de las vacaciones.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación