Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pasos básicos para sembrar árboles

Es un proceso que parece sencillo, pero que requiere de cuidado ya que, en gran medida, de esto depende el desarrollo de cada ejemplar

El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio. Cada persona puede ayudar a proteger el planeta.El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio.

El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio. Cada persona puede ayudar a proteger el planeta.El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el...

El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio. Cada persona puede ayudar a proteger el planeta.El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra el 5 de junio.

La forma de tomar una plantita desde el bancal hasta que se deposita en un hoyo definitivo es clave para tener éxito en la siembra.

Si el arbolito tiene menos de diez meses, es recomendable que el pilón sea pequeño, para evitar que el trabajador tome el arbolito del tallo y se desprenda, provocándole una deshidratación que arriesgue el éxito de la siembra.

Otro factor importante es tener en cuenta que el momento de sembrar el arbolito debe quedar al nivel de la superficie la parte superior del pilón. Se debe evitar dejarlo muy profundo o muy elevado de la superficie del suelo.

Debemos estar motivados. Al sembrar un árbol cumplimos un deber existencial, fundamentalmente porque estaremos generando una máquina de hacer oxígeno y mejorando el microclima. También facilitamos canales naturales al agua para que se infiltre al subsuelo, evitando que toda el agua lluvia se vaya en escorrentía, como el caso de una canaleta de cemento ó una superficie inclinada sin árboles.

La desertificación es un fenómeno galopante en nuestro planeta, principalmente ocasionado por la negligencia humana.

Estamos a tiempo de revertir o por lo menos nuestra generación puede mitigar la desolación del planeta al tomar conciencia de la acelerada destrucción de nuestro ecosistema.

Paso a paso

Al iniciar el invierno debemos aprovechar y esforzarnos por iniciar la siembra de árboles.

Conocer los más adecuados a cada tipo de terreno es necesario. Tipo de copa, raíz, cuidados básicos deben ser identificados.

Siempre es fundamental definir los propósitos de la siembra que se hará.

Si es para establecer una plantación de frutales, maderables o medicinales, si es por simple propósito decorativo o una combinación de todos.

Es la mejor época para sembrar. El arbolito, si es adquirido en un vivero, deberá hacerse desarrollado en buenas condiciones.

Al trasladarlos al sitio de siembra, se deben proteger de las corrientes de aire que pueden dañar su follaje y brotes, atrasando el desarrollo.

Los hoyos de siembra deben ser al menos de 35 cm x 35 cm x 35 cm, en forma de cubo.

Se deben evitar los hoyos redondos, o cilíndricos, por que las plantitas en el vivero se tienen en bolsas cilíndricas y la raíz adquiere esa forma.

Se le debe propiciar un ambiente nuevo en el cual tengan libertad las raíces para desarrollarse, siendo un cubo o rectángulo la mejor forma.

Se debe quitar completamente la bolsa plástica que tiene el pilón en vivero; regarla inmediatamente después de sembrarla, no esperar las lluvias.

Es indispensable limpiar de malezas alrededor de cada ejemplar y mantenerlo así al menos el primer año.

Las malezas , de no ser eliminadas, competirán por luz, agua y fertilizantes, con el ejemplar plantado.

No hay que complicarse sembrando especies exóticas en terrenos áridos, porque se corre el riesgo de que no se adapten.

Si piensa hacer un cultivar de árboles en un potrero y adquiere plantas producidas en invernadero, primero se deben ambientar, de lo contrario morirán por stress del impacto al cambio de medio.

Es mas fácil aclimatar una planta de 50 cm, que una mayor de un metro.

No es conveniente saturarlas de fertilizantes en la siembra. Puede provocar su muerte.

Si siembra en los primeros dos meses de invierno, es suficiente la fertilización que trae la lluvia, para los primeros 20 días.

Luego establezca un plan de preferencia asesorado por un técnico y si es posible, utilice abono orgánico proveniente de la biomasa de una finca o bosque.

No es necesario comprarlo como tal. Puede prepararlo en la misma propiedad.

Basta con que sea material orgánico ordinario, con buena presencia de hojarasca y madera podrida.

La gallinaza recién salida de una granja puede quemar los arbolitos si se la aplica sin dejarla a la intemperie unos meses.

Si desea iniciar plantaciones de frutales y no tiene un plan definido, comience con marañón y achiote.

Si quiere cultivares de forestales para madera empiece con teca, cenícero, caoba, laurel.

Estos deben ser sembrados a una densidad de 2 metros x 2 metros o sea 1750 árboles por manzana o 2500 árboles por hectárea.

Lo mas importante es comenzar a sembrar árboles. La historia y economía mejorarán y cada cultivador se convertirá en un ciudadano promisorio para el planeta y su comunidad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación