Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Paso limitado en bulevares del Ejército y Castellanos

Constructora aseguró que demolerán paso a niveles en tiempo "récord", siete días. Pero la edificación de la nueva estructura durará seis meses y tendrá dos carriles

El trabajo inició ayer con la demolición y remoción de la carpeta asfáltica y con la demolición de la losa de concreto. FOTO Mauricio Cáceres.

El trabajo inició ayer con la demolición y remoción de la carpeta asfáltica y con la demolición de la losa de concreto. FOTO Mauricio Cáceres.

El trabajo inició ayer con la demolición y remoción de la carpeta asfáltica y con la demolición de la losa de concreto. FOTO Mauricio Cáceres.

Para demoler en siete días el paso a desnivel que conecta al Bulevar del Ejército con el Bulevar Arturo Castellanos serán necesarias excavadoras equipadas con martillos demoledores, más de 50 personas y extensas jornadas de trabajo incluso de hasta 24 horas, dijo la empresa encargada de la obra.

A las 3:00 de la mañana de ayer iniciaron la demolición y remoción de la carpeta asfáltica, demolición de la losa de concreto, para después desligar las vigas metálicas y removerlas.

El paso quedó restringido, pero no se registraron grandes congestionamiento probablemente por ser domingo.

El Viceministerio de Transporte Terrestre (VMT) informó que la demolición es necesaria porque la infraestructura actual no cumple con los estándares de calidad que requiere el Sitramss. La inversión de la obra asciende a $2.7 millones, según el VMT.

"Hay que demoler las pilas de concreto existentes, moler las vigas (metálicas) y el puente actual, el puente nuevo va a estar ubicado sobre los dos carriles de tráfico que hay, que se encuentran a la par del puente existente ", dijo el ingeniero Luis Dada, de la empresa constructora Inversiones Omni.

El Viceministerio de Transporte, Nelson García, ha dicho que la construcción del carril segregado del Sitramss tramo I, muestra un avance del 11 %.

Según del VMT, esta primera fase del Sitramss dará servicio a un tercio de la población del área metropolitana de San Salvador, con 800 unidades, entre troncales, pretroncales y alimentadoras.

Las autoridades dijeron que la inversión del nuevo sistema es de $100 millones, de los cuales $45 millones serán invertidos por el gobierno para la construcción de la infraestructura. El dinero fue adquirido a través de un préstamo al Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Hasta el 10 de junio, según la página web del VMT, se han instalado 1,190 metros lineales de tubería de alto impacto que serán usado para la colocación de 1,660 metros de fibra óptica, esta enviará datos de las paradas y estaciones de los buses articulados hacia un centro de control.

La cartera también destaca que se ha efectuado el trazo de fundaciones para la segunda parada de buses, ubicada en la entrada de la colonia Antekirta.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación