Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Parroquia santaneca realiza almuerzo para indigentes

Es el segundo año consecutivo que se desarrolla la actividad

Almuerzo navideño
Almuerzo navideño

La comunidad de la parroquia Madre del Salvador, en Santa Ana, favoreció a más de 450 personas de escasos recursos, que en su mayoría eran indigentes, con un almuerzo que también incluyó regalos, fruta de la época y canastas navideñas. 

La actividad se realizó el 24 de diciembre y fue organizada por segundo año consecutivo.

El párroco, padre Martín Ávalos, expresó que se superó las expectativas ya que preveían una asistencia de cuatrocientas personas. El año pasado asistieron 350.

Muchas personas llegaron a la parroquia para hacer fila y lograr ingresar a partir de las 7:00 de la mañana; pese a que la entrada era cuatro horas después.

 la 1:00 del mediodía aún habían personas esperando entrar para ingerir sus alimentos.

Fueron cerca de trescientas personas las que sirvieron en la actividad; entre las que repartían la comida, de limpieza, y las encargadas de arreglar la parroquia Madre del Salvador, que fue donde se llevó a cabo el almuerzo.

Pero también se sumó gente altruista de la comunidad que donó insumos para la preparación de los alimentos y la entrega de incentivos.
Hace un mes comenzaron a organizar la actividad a través de hacer conciencia a las personas, sobre compartir.

“Nosotros solamente somos un canal de bendición; son muchas personas las que han ayudado, este año más que el año pasado”, dijo el religioso.

Agregó que la iniciativa surgió el año pasado cuando el Papa Francisco dijo que no sólo hay que hablar de los pobres sino también que tocarlos.

Víctor Manuel González, de 63 años, reconoció que para el jueves no tenía asegurado los alimentos porque reside solo; a lo que se suma que actualmente está desempleado.

Sin embargo dijo que a través de la actividad de la parroquia “hubo comida suficiente”.

Ana María López, de 88 años, dijo que aunque tiene familia no se recuerdan de ella por lo que para estas festividades tampoco tiene con quién compartir y menos alimentación.

El jueves se sentía afortunada porque además de la comida compartió con cientos de personas.

En el almuerzo también estuvo Santa Claus y los Tres Reyes Magos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación