Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Parque Saburo Hirao celebró 40 años

El empresario y filántropo japonés Saburo Hirao, financió la obra.

Saburo Hirao

El parque cuenta el Museo de Historia Natural, juegos, espacios para campin, quioscos, anfiteatro, área para prácticas deportivas, cafetería y estacionamiento.   | Foto por Jorge Reyes

El Parque Saburo Hirao cumplió este viernes 40 años de haber sido inaugurado, un tiempo en que miles de capitalinos y visitantes del interior del país, han tenido la oportunidad de corretear entre los frondosos árboles y disfrutar de los diversos juegos que hay en sus instalaciones  ubicadas al final de la Calle Los Viveros, de la Colonia Nicaragua.


Esa experiencia que hoy constituye parte de los recuerdos de muchos fue posible gracias al empresario y filántropo japonés Saburo Hirao, quien financió la obra bajo el concepto de parque botánico. De allí la razón de que en el parque exista lo que se conoce como Museo de Historia Natural de El Salvador.


Más que un lugar de esparcimiento, el Saburo Hirao es un espacio educativo por el que pasan cientos de escolares, incluyendo a los que la Secretaria de Cultura conovocó para festejar el aniversario con diversas actividades recreativas, tales como la quiebra de piñatas.


El parque, que abre sus puertas de miércoles a domingo, en horario de 9:00 a.m. a 4:00 p.m., fue levantado en lo que era conocido como finca La Gloria, en donde se cultivaba café y árboles frutales.


El terreno era propiedad de Benjamín González, El construyó ahí la casa que en la actualidad alberga el Museo de Historia Natural y donde muchos han satisfecho la curiosidad sobre diversas plantas, animales y formaciones rocosas existentes en el país.


Según la historia del parque en 1974 la firma Japonesa Toyobo Co. LTD, en nombre de Saburo Hirao, donó un millón 250 mil colones para construirlo, pero fue la mañana del 12 de febrero de 1976, cuando fungía como presidente de la República el Coronel Arturo Armando Molina, que fue inaugurado.


Hiraro, quien nació el 11 de febrero de 1911 en la ciudad de Tokyo, Japón, también fundó en nuestro país la empresa de textiles Industrias Unidad, S.A, donde ejerció como vicepresidente hasta que murió el 17 de marzo de 1973.


Hoy en día los ciudadanos pueden acceder al parque, donde confluye la historia y la naturaleza,  con sólo cancelar $0.75 centavos, aunque los niños menores de doce años y adultos mayores de 60 años entran de forma gratuita.

Lazos de amistad

Según apuntes de la época a la inauguración del Parque Saburo Hirao, aquel 12 de febrero de 1976, asistió una delegación japonesa presidida por la señora Hanako Hirao, esposa del empresario Saburo Hirao, quien por estar enfermo no pudo acudir a la cita.


Por parte de El Salvador estuvieron presentes el ex Presidente de la República, el Coronel Arturo Armando Molina; Walter Béneke quien además de ex ministro de Educación fue embajador de nuestro país en Japón;  los titulares de Educación Rogelio Sánchez y Gilberto Aguilar Avilés y los de Agricultura, Enrique Álvarez Córdova y Francisco Lino Osegueda, entre otros.


Ese día más que inaugurar una obra en la que fuera La Finca la Gloria se afincaban los vínculos amistosos entre las dos naciones y el cariño que el empresario Saburo Hirao tenía hacia nuestro país.


Y es que cuando el ex ministro de Educación Walter Béneke fue embajador en Japón estableció contacto con personajes importantes de la nación, entre ellos el acaudalado Saburo Hirao y su familia.


Fue ahí donde se logró el donativo para fundar en nuestro país el parque con carácter recreo educativo.
La comitiva japonesa, encabezada por la señora Hirao, llegó al país un día antes de la inauguración de la obra y fueron agasajos con una cena en el desaparecido restaurante “7 Mares”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación