Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Papa pide "humildad" y rechazar "la vanidad, el orgullo y el éxito"

a humildad es un "estilo que nunca dejará de sorprendernos y ponernos en crisis: nunca nos acostumbraremos a un Dios humilde", dijo el Pontífice.

El papa Francisco presidió ayer la tradicional celebración litúrgica del Domingo de Ramos. En su homilía, dijo: "El estilo de los cristianos debe ser la humildad y el camino de Cristo no es el de la vanidad, el orgullo y el éxito".

El papa Francisco presidió ayer la tradicional celebración litúrgica del Domingo de Ramos. En su homilía, dijo: "El estilo de los cristianos debe ser la humildad y el...

El papa Francisco presidió ayer la tradicional celebración litúrgica del Domingo de Ramos. En su homilía, dijo: \"El estilo de los cristianos debe ser la humildad y el camino de Cristo no es el de la vanidad, el orgullo y el éxito\".

El papa Francisco dijo ayer que "el estilo" de los cristianos debe ser la humildad y que "el camino de Cristo" no es el de "la vanidad, el orgullo y el éxito", durante la celebración del Domingo de Ramos, que conmemora la entrada de Jesús en Jerusalén.

La humildad es un "estilo que nunca dejará de sorprendernos y ponernos en crisis: nunca nos acostumbraremos a un Dios humilde", dijo en la homilía de la celebración litúrgica con motivo de la festividad de hoy, que abre los actos de la Semana Santa.

En contraposición a ese "estilo" al que se refirió el pontífice, puso el ejemplo de "otra vía, contraria al camino de Cristo: la mundanidad. La mundanidad nos ofrece el camino de la vanidad, del orgullo, del éxito".

El pontífice recordó que esta otra vía "el maligno se la propuso también a Jesús durante cuarenta días en el desierto. Pero Jesús la rechazó sin dudarlo".

"Y también nosotros podemos vencer esta tentación, no solo en las grandes ocasiones, sino también en las circunstancias ordinarias de la vida", dijo.

Francisco elogió el ejemplo de "mucho hombres y mujeres que, en silencio y sin hacerse ver, renuncian cada día a sí mismos para servir a los demás: un familiar enfermo, un anciano solo, una persona con discapacidad...".

El papa repasó en su homilía los momentos más importantes de los actos de la Semana Santa, como "el desprecio de los jefes del pueblo" por Jesús, "la traición de Judas" o "los insultos de la gente". —EFEa humildad es un "estilo que nunca dejará de sorprendernos y ponernos en crisis: nunca nos acostumbraremos a un Dios humilde", dijo el Pontífice.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación