Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilla amenaza a alumnos de una escuela unionense

Las amenazas fueron en el centro escolar Hugo Lindo. Otros dos centros las padecen

La escuela Hugo Lindo es una de las afectadas por la presencia de pandilleros, quienes amenazan a los estudiantes.

La escuela Hugo Lindo es una de las afectadas por la presencia de pandilleros, quienes amenazan a los estudiantes.

La escuela Hugo Lindo es una de las afectadas por la presencia de pandilleros, quienes amenazan a los estudiantes.

LA UNIÓN. La pugna de poder entre pandillas ha comenzado a afectar a la comunidad educativa de la cabecera . Desde ayer, estudiantes del centro escolar Hugo Lindo, que residen en el barrio San Antonio, dejaron de asistir a clases debido a amenazas que mareros de la MS les hicieron.

La amenaza es que si los jóvenes asisten a clases, los asesinarán, por lo que padres de familia y alumnos optaron por no asistir.

La escuela está en una zona dominada por MS, y los jóvenes amenazados viven en un barrio dominado por la 18. La misma situación se da en otras escuelas de la cabecera.

El Ministerio de Educación ha dicho que sobre el tema no se va a pronunciar y que si se requiere de una reacción, se debe acudir al gabinete de seguridad

Según padres de familia, la amenaza la enviaron a los estudiantes que residen en el referido barrio, tras privar de libertad a un joven de 15 años, a quien le dieron una golpiza.

Posteriormente le ordenaron que llevara el mensaje a otros jóvenes del barrio San Antonio, que estudian en la escuela Hugo Lindo.

Le habrían advertido que no lo querían ver en la escuela ni a él, ni a otros estudiantes que residan en ese barrio.

Otras escuelas que experimentan problemas por presencia de pandillas son Club de Leones y la escuela Barrio La Fátima.

Varios padres de familia han sacado a sus hijos de esos centros escolares porque eran presionados a ingresar a las pandillas.

"A veces los mismos compañeros les exigían dinero, y fueron intimidados porque viven en lugares de maras rivales, saqué a mi hijo y con esfuerzos lo puse a estudiar a un colegio privado", dijo un padre bajo anonimato.

La deserción es evidente y como ejemplo, en la escuela Club de Leones hay 93 jóvenes que dejaron de asistir a clases por el asedio de pandilleros .

Fuentes de EDH, bajo anonimato y por temor, aseguran que en ese centro escolar hay estudiantes que simpatizan con las dos pandillas y que están repartidos por turnos.

Por la mañana, según la fuente, asisten estudiantes que residen en zonas dominadas por la MS y por la tarde quienes viven en tierra de la pandilla 18.

El director de dicho centro educativo, César Maldonado, dice que es complicada la situación de la escuela, pero que lo están manejando de la mejor forma posible.

Confirma lo dicho por los padres, aunque no abiertamente, al decir que hay estudiantes que simpatizan con determinada pandilla.

Por esa misma situación han tomado medidas de seguridad, entre ellas no permitir en el turno de la mañana, que lleguen estudiantes de la tarde y viceversa.

Además hacen registro de las mochilas en la entrada y no les permiten celulares.

Desde el año pasado, tanto los docentes como la dirección del club de Leones externaron su preocupación sobre el tema a la dirección Departamental de Educación.

El director departamental de Educación, Carlos Reyes, dijo que por la misma naturaleza de ser muy delicado, lo más conveniente era hablar con el gabinete de seguridad departamental.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación