Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

No pagarán multas por mora en impuestos

La alcaldía de Ahuachapán dará un plazo de tres meses para que los morosos puedan cancelar su deuda sin tener que cancelar una multa.

Las personas pueden acercarse a la alcaldía de Ahuachapán para ponerse al día con los pagos. Foto EDH / Archivo

Las personas pueden acercarse a la alcaldía de Ahuachapán para ponerse al día con los pagos. Foto EDH / Archivo

Las personas pueden acercarse a la alcaldía de Ahuachapán para ponerse al día con los pagos. Foto EDH / Archivo

AHUACHAPÁN. Todas las personas que han sufrido retrasos en el pago de los impuestos municipales, podrán cancelar sus deudas sin pagar los recargos ni las multas moratorias que exige la ley. Esto gracias a una ordenanza transitoria aprobada por las autoridades ahuachapanecas.

La nueva disposición de la alcaldía está vigente desde el pasado 30 de septiembre y se extenderá hasta el próximo 23 de diciembre.

En este período de tiempo, los morosos podrán acercarse al departamento de recuperación de deudas, en el palacio municipal, para realizar los respectivos trámites de la cancelación de sus deudas.

Algunas de las tasas municipales que aplican para esta dispensa moratoria: son el pago del alumbrado público, el aseo domiciliar, barrido de calles, la disposición final de desechos sólidos, trabajos de pavimentación, el arrendamiento de puestos en el cementerio general, los mercados municipales, la vía pública y en los lotes del Llano El Espino.

El jefe del departamento de cuentas corrientes de la comuna, Manuel López, explicó que los "morosos le deben a la municipalidad más de un millón y medio de dólares en calidad de tasas municipales; nosotros queremos ayudarles y que ellos también nos ayuden a recuperar ese dinero".

Por su parte, los ahuachapanecos aseguran que esta es una oportunidad que se deberá de aprovechar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación