Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pacientes con VIH, sin médico que los atienda en La Unión

b Desde hace un mes, la dirección removió al galeno que atendía esa área de hospital

Pacientes y autoridades del hospital se reunieron para aclarar el mal entendido con el doctor Ávila. Fotos edh / INSY MENDOZA

Pacientes y autoridades del hospital se reunieron para aclarar el mal entendido con el doctor Ávila. Fotos edh / INSY MENDOZA

Pacientes y autoridades del hospital se reunieron para aclarar el mal entendido con el doctor Ávila. Fotos edh / INSY MENDOZA

LA UNIÓN. Un aproximado de 90 personas, entre mujeres y hombres con VIH/positivo,

no fue atendido durante un mes en la clínica del Hospital Nacional de La Unión, porque no hubo médico.

Los pacientes solo llegaban a que se les entregaran el medicamento, pese a que todos aseguran tener la necesidad de un especialista permanente y previa entrega de medicinas.

El problema surgió por unas quejas que tres pacientes hicieron contra el doctor Salvador Ávila, encargado de la clínica, razón por la que el galeno fue asignado a otra área del nosocomio.

Los casos fueron aclarados por los pacientes, quienes mediante el sindicato del hospital acordaron una reunión con la dirección y representantes de la Procuraduría General de la República.

Los mismos pidieron de nuevo la asistencia del doctor Ávila porque consideran que la medida tomada por la dirección fue muy drástica y en detrimento de su salud.

Uno de los acuerdo de la reunión fue que a partir del hoy, 1 de mayo, el médico retomaría la atención de la clínica de forma provisional, mientras el ministerio asigna un galeno.

Ante el problema, los pacientes indicaron que necesitan consultar con el especialista de forma permanente.

"Un mes sin pasar consulta con el doctor, eso para varios de nosotros significa un retroceso en todo el proceso; solo nos daban las medicinas y nada de chequeos ni consultas", indicaron los afectados.

"No hemos tenido ningún maltrato de parte del doctor Ávila, sí hubo unas quejas; pero fue un mal entendido que ya quedó aclarado en la reunión, nosotros queremos que él siempre nos atienda", agregó un paciente.

El director del hospital, Nelson Fuentes, declaró que la reunión a la que fue citado era para resolver un problema directo del doctor Ávila.

Confirmó que las quejas hechas por algunos pacientes fueron directas a los Derechos Humanos y a la encargada del programa de VIH.

"Por eso se tomó la decisión de separarlo de sus funciones y se le pasó a otra área de su especialidad", dijo Fuentes.

Agregó que se accedió a que de nuevo el galeno Ávila regresara a la clínica mientras se logra la contratación del especialista, quien será un internista.

Por su parte, el médico r Salvador Ávila acotó que se le acusó de maltrato, pero todo fue aclarado.

Según Ávila, existe acoso laboral hacia el personal médico y a los que forman parte del sindicato.

Desabastecimiento

El sindicato, a la sombra del problema con los pacientes de VIH, denunció un supuesto desabastecimiento de medicinas en el nosocomio de La Unión.

Dijo que desde el 31 de marzo hasta esta última semana de abril, el hospital nacional de La Unión ha tenido entre un 26 y un 48 por ciento de desabastecimiento de medicamentos, entre ellos los líquidos endovenosos, como las soluciones y los sueros que se utilizan para la hospitalización.

En el transcurso de la semana ingresó una cantidad de sueros prestada de otro hospital, aseguraron.

Nelson Fuentes confirmó que hay un leve porcentaje de desabastecimiento, pero eso ya depende de la central del Ministerio de Salud.

Agregó que no solo el nosocomio de La Unión ha estado enfrentando el problema de la falta de suero y que los inconvenientes los están resolviendo con préstamos que se hacen entre hospitales.

"Tenemos el 80 por ciento de abastecimiento, lo único que hemos tenido desabastecido es el suero, pero eso ha sido a nivel central", agregó Fuentes.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación