Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otra protesta por falta de agua genera caos en la Carretera de Oro

Las familias afectadas dijeron que llevan tres meses sin agua

Los manifestantes colocaron sus recipientes vacíos en protesta por el servicio irregular de agua. Fotos edh / Óscar Iraheta

Los manifestantes colocaron sus recipientes vacíos en protesta por el servicio irregular de agua. Fotos edh / Óscar Iraheta

Los manifestantes colocaron sus recipientes vacíos en protesta por el servicio irregular de agua. Fotos edh / Óscar Iraheta

Un grupo de habitantes de la colonia Altavista segunda etapa, del municipio de Ilopango, bloquearon el tramo del kilómetro 8 y medio de la Carretera de Oro, en protesta por la falta del servicio de agua potable.

El bloqueo en una de las principales carreteras que conecta con el oriente del país se prolongó dos horas, lo que provocó prolongados congestionamientos de vehícu los particulares, rastras y transporte pesado.

Los transportistas se vieron obligados a apagar los motores de los vehículos y se quejaron por la acción de los manifestantes.

Una de las afectadas por la falta del servicio explicó que desde hace tres meses el agua potable cae irregularmente y en las últimas semanas no lo han recibido.

"Estamos cansados, si no nos pronunciamos de esta forma, nunca nos van a escuchar las autoridades. Tenemos problemas de insalubridad y eso es grave", denunció una ama de casa.

Los afectados colocaron piedras, llantas, ramas y palos para impedir el paso a los automovilistas.

Niños, mujeres y hombres participaron en la protesta, en donde los vecinos solo dejaron pasar las ambulancias y patrullas de la Policía que pasaron por emergencias.

Después de dos horas, un grupo de personeros de la Administración Nacional de Acueductos y Alcantarillados (Anda) llegaron al lugar y negociaron con los representases de la colonia.

Después de una plática de cinco minutos, los vecinos quitaron los obstáculos de la calle y abrieron el paso de la carretera.

Un pelotón de la Unidad del y Mantenimiento del Orden (UMO) de la Policía, se presentó al lugar para desalojar a los protestantes; sin embargo, no hubo necesidad ante la negociación con los personeros de la Anda y los afectados.

Los empleados de la autónoma se comprometieron a restablecer ayer el servicio y revisar los problemas de por qué falta el agua en la zona.

"No queremos que manden pipas, no queremos que nos manden en camiones el agua, queremos que llegue a nuestros hogares en las regaderas y chorros, porque por eso estamos pagando los recibos", expresó entre gritos una vecina de la zona.

En los últimos meses, la única forma en que algunas colonias del Gran San Salvador han logrado capturar la atención de la Anda para que les brinde un servicio regular, es con el cierre de carreteras.

Solo de esa forma han obtenido respuesta de la autónoma y el servicio de agua les ha sido restablecido.

El pasado 5 de febrero algunas familias de San Marcos, agobiadas por la falta de agua, también cerraron la carretera a Comalapa a la altura del kilómetro diez y medio.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación