Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ordenaron la evacuación de diez familias en el volcán

b Personas residen cerca del nuevo cauce

La nueva quebrada pasa a escasos metros de una escuela, cientos de niños cruzan a diario por la zona que ahora es vulnerable. foto edh / lucinda quintanilla.

La nueva quebrada pasa a escasos metros de una escuela, cientos de niños cruzan a diario por la zona que ahora es vulnerable. foto edh / lucinda quintanilla.

La nueva quebrada pasa a escasos metros de una escuela, cientos de niños cruzan a diario por la zona que ahora es vulnerable. foto edh / lucinda quintanilla.

Las tormentas de los últimos dos días han generado nuevas bajadas de flujos de escombro que han anegado, a por lo menos, siete viviendas y puesto en riesgo a 10 más en el caserío La Piedrita, del cantón Conacastal de Chinameca.

Por tal razón, las autoridades de Protección Civil ordenaron, la tarde de ayer, la evacuación de forma inmediata de por lo menos estas 10 familias ubicadas a escasos metros de donde la noche del jueves, por primera vez, bajaron cientos de metros cúbicos de material volcánico.

"Ya, recomendamos a la comisión de Protección Civil de Chinameca que debe evacuar, porque el riesgo es muy grande para estas familias y si sigue lloviendo, sus casas pueden terminar soterradas", sostuvo Ricardo Canales, gobernador de San Miguel y presidente de Protección Civil departamental.

Agregó que a pesar de la orden de evacuación, las familias se mostraban renuentes a salir de sus casas y al cierre de la nota aún decidían qué hacer ante esta renuencia.

El nuevo cauce se ubica en las cercanías de la escuela Rosa Hirleman, del cantón Conacastal y tiene unos dos metros de profundidad y tres de ancho. Según las autoridades, esta nueva deformación se suma a, por lo menos, cinco nuevas rutas de bajada de material que se han formado después de comenzado el invierno en diferentes puntos de los caseríos La Piedrita, Las Placitas y San Jorge.

Esto ha ampliado el área de vulnerabilidad en la zona a por lo menos dos kilómetros más, sostuvo Canales, pues todas las rutas se ubican en zonas donde nunca antes hubo problemas en el invierno.

"Vamos a evaluar y al final de la tarde poder evacuar a unas 15 familias, además de las 10 que están más cercanas a la nueva quebrada", indicó el gobernador.

El caserío La Piedrita que es el más afectado por ahora, aún permanece habitado por unas 125 familias, algunas de ellas están acogidas por la ayuda del Gobierno, pero llegan durante las noches a cuidar sus pertenencias, sin embargo, una buena cantidad de familias de la zona no tienen esa ayuda, por tratarse de zonas que antes del invierno no fueron consideradas como de alta vulnerabilidad, pues no estaban cerca de cauces.

Las lluvias de la noche del jueves causaron, con la nueva deformación, que tres casas se anegaran, además de los dos accesos dañados y que no permitieron el acceso de vehículos por varias horas.

Leodán Díaz, concejal de la comuna de Chinameca y residente en el cantón Conacastal, explicó que hasta ayer al mediodía no habían recibido ninguna recomendación del gobernador migueleño, pero que además, la gente como siempre se niega a salir de sus casas y ante eso, ellos ya habían tomado acciones.

"La alcaldía ha traído maquinaria para encausar las bajadas de lodo a un sector donde no afecte a familias, eso es lo que la gente nos pide", sostuvo el concejal.

Las tormentas hicieron colapsar las cinco obras de mitigación que hay en el caserío El Carreto.

Jorge Meléndez, director de Protección Civil, indicó que evaluarán el traslado, a otro centro, de los alumnos de la escuela que funciona ahí.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación