Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

“Oportunidades me ayudó a tener un futuro mejor”

Desde los 14 años ha ido de la mano con el programa de la Fundación Gloria de Kriete con el que ha logrado el éxito educativo. 

Juana Jule, directora de Oportunidades, de la Fundación Gloria de Kriete; y David González, estudiante beneficiado por el programa. 

Juana Jule, directora de Oportunidades, de la Fundación Gloria de Kriete; y David González, estudiante beneficiado por el programa.  | Foto por Violeta Rivas

Juana Jule, directora de Oportunidades, de la Fundación Gloria de Kriete; y David González, estudiante beneficiado por el programa. 

David Alexander González Esquivel, de 22 años, es un estudiantes que desde el 2011 ha realizado sus estudios con el apoyo del programa Oportunidades, financiado por la Fundación Gloria de Kriete.


David conoció el programa por las visitas que realiza el personal del programa a centros educativos al que asisten jóvenes de escasos recursos económicos.


“Cuando estaba en octavo grado, tenía 14 años, y estudiaba en el Complejo Educativo  doctor  Orlando de Sola, de Ciudad Delgado, llegó  personal de la institución a hablar con la directora de la escuela,  sobre Oportunidades, y ella eligió a los mejores alumnos, y gracias a Dios  yo me encontraba entre ellos, esa fue la primera vez que escuché del programa”, dijo el joven.


“Pertenecer al programa no fue tan difícil, porque siempre había sido un buen estudiante, el tema era permanecer,  ya que viajar desde Ciudad Delgado hasta aquí, en ocasiones significaba hasta  dos horas de ir parado en el bus, porque el transporte siempre va lleno,  esa fue una de las dificultades en el primer año”.


Aunque ese inconveniente  significó mucho sacrificio y paciencia David, era consciente que tenía que ser persistente para mantener un buen rendimiento escolar, pero siempre contó con el apoyo de su madre, comenta.


“Mis hermanos y yo hemos dependido básicamente de ella, porque mi papá se fue cuando yo tenía 13 años, y desde que apliqué al programa, siempre tengo su apoyo”.


“Recuerdo que en ese entonces todavía quería ser jugador de fútbol profesional, pero pensé no tengo el talento para hacer eso, pero sí soy buen estudiante, en ese entonces jugar fútbol, como era divertido, era lo más fácil, pero estudiar una carrera era más prometedor para  todos.”


La familia de David la componen su madre y sus tres hermanos, donde sus dos hermanos menores, Otmaro y Guadalupe, siguieron sus pasos y son dos beneficiados más del programa de la Fundación Kriete.


Otmaro de 20 años estudia segundo año  de pre grado en Informática con especialización en programación, en Estados Unidos, con una beca de la Fundación Walton, mientras que Guadalupe, de 16 años, está por finalizar su bachillerato, junto a Oportunidades.


 

Éxitos alcanzados


Actualmente está por iniciar su 5° año de estudios superiores en Ingeniería de Negocios en la Escuela Superior de Economía y Negocios, ESEN.


“Mi plan inicial era estudiar en la Universidad Nacional, pero acá me motivaron a buscar algo diferente, al igual que mi hermano, que iba a estudiar algo local, pero lo  impulsaron a buscar estudios fuera del país y lo logró”, explica  David. 


“Una de las cosas que más le agradezco al programa Oportunidades es que me brindó herramientas para que construir un futuro mejor”.


Talleres del programa


Juana Jule, es la directora del programa Oportunidades, quien además  ha sido maestra de David en algunos de los talleres extra curriculares.
Cuando los jóvenes se gradúan  y obtienen una beca de estudios superiores, el programa realiza un seguimiento por medio de un Coach quien se reúne con los estudiantes para evaluar su rendimiento.


“Nuestro objetivo  es que lleguen a un grado universitario, y luego les damos el seguimiento de intermediación laboral, pero nuestro apoyo es hasta su primer trabajo. Hay 400 jóvenes del programa en diferentes carreras, y la idea es guiarlos para que puedan resolver las dificultades en las que se encuentren”, comenta  Jule.


La ayuda con pasantías remuneradas es otra de las colaboraciones que otorga el programa a los jóvenes, en la que pueden desempeñar un trabajo y estudiar a la vez, aunque la prioridad  es que se gradúen de una carrera universitaria. 


David termina sus estudios en los primeros meses del 2017, con la meta de encontrar un trabajo, y luego buscar una maestría. 


“Esperando que durante todo este año pase con normalidad con la ayuda de Dios, voy a graduarme el próximo año. Estoy seguro que voy a contar con el apoyo de la fundación y de la ESEN, para encontrar un trabajo”.


El programa tiene una bolsa de trabajo, y durante el 2015 han establecido  alianzas con diferentes empresas, entre ellas la Cámara de Comercio e Industria de El Salvador, la Cámara Salvadoreña de Tecnologías de la Información y Comunicación, CasaTIC; y Entrepreneurs Organization El Salvador, EO, entre otras.


Los jóvenes también reciben talleres de empleabilidad para darles herramientas para aplicar a un empleo, en el que reciben orientación en vestimenta adecuada, cómo realizar un currículum, entre otros.


“No sé cómo resumir todo lo que la fundación me ha ayudado, y no es que yo sea la persona más inteligente, o el más talentoso o un genio, no soy nada de eso, pero transformar esas habilidades y llevarlas con disciplina y llegar a crear algo útil es lo que nos lleva a tener un mejor futuro. Así como yo hay muchos jóvenes talentosos que están logrando sus metas, y no es que sean casos especiales, somos el conjunto de herramientas que aprendemos aquí.”

Trayectoria de éxito

PAES Con una nota de 9.0,  David González, recibió el premio por obtener una de las mejores calificaciones de la PAES en el año  2011, de las escuelas públicas, para el departamento de San Salvador. 


VIAJE A ESTADOS UNIDOS Por ser uno de los mejores estudiantes de su centro de estudios, ese mismo realizó un viaje a Estados Unidos con el programa Jóvenes Embajadores, financiado por el Departamento de  Estado, de Los Estados Unidos. 
Su hobbie Es jugar fútbol, es uno de sus sueños desde pequeño, su objetivo era ser profesional  de este deporte, pero con el tiempo, y al priorizar sus aptitudes se dio cuenta que esa no era su verdadera vocación. Pero lo practica como entretenimiento.


PLANES A FUTURO
En los planes a futuro de David está el graduarse es salir de la situación económica en la que se encuentra su familia, mudarse y encontrar estabilidad laboral, y estudiar una maestría, y ser un emprendedor junto a su hermano.

PASANTÍAS
David, ha realizado hasta el momento tres pasantías, una en GS1, empresa de estudios logísticos para grandes empresas en la que trabajó con los ingenios azucareros, sobre la exportación de azúcar. La segunda fue con UNITAR, división de las Organización de las Naciones Unidas, donde programó un sitio web para los 16 centros y mejorar las plataformas que tenían. Y la tercera pasantía en Grupo Calvo en la que brinda ayuda de tipo administrativa. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación