Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ofician misa en honor del primer año de pontificado de Francisco

El Nuncio instó a vivir en una iglesia sencilla y llena de caridad al igual que el Santo Padre, Francisco

Ofician misa en honor del primer año de pontificado de Francisco

Ofician misa en honor del primer año de pontificado de Francisco

Ofician misa en honor del primer año de pontificado de Francisco

Cientos de personas asistieron ayer por la mañana a una misa en honor al primer aniversario de la elección de Su Santidad, el Papa Francisco.

Esta ceremonia solemne fue oficiada por el Nuncio Apostólico, León Kalenga Badikebele, y concelebrada por obispos de la Conferencia Episcopal en la Catedral Metropolitana.

Para monseñor Kalenga, la presencia de los cientos de fieles fue un signo claro del respeto y amor que los laicos tienen por el sumo pontífice, sucesor de Pedro y vicario de Cristo, así lo expresó en sus palabras.

De acuerdo con el nuncio apostólico, por su forma de ser, el Santo Padre ha despertado grandes expectativas y esperanzas en hombres y mujeres de todos los pueblos, razas y naciones.

"Agradecemos a Dios por habernos enviado el Papa que necesita nuestro tiempo", expresó.

"Tenemos un Papa según el corazón de Cristo. Un hombre de Dios profundamente espiritual que busca en la oración la guía y la inspiración de Dios. Una de las enseñanzas más hermosas que nos ha dado durante este año ha sido la cultura del servicio y la caridad, que encarna y proclama con sus gestos", añadió el representante del Vaticano.

La homilía durante la ceremonia estuvo a cargo del monseñor Constantino Barrera, obispo de Sonsonate; quien habló de como la Iglesia se está fortaleciendo con el ministerio del Papa Francisco.

"El Santo Padre habla de la dignidad de todos, los que somos hermanos y que debemos sentirnos en esa fraternidad donde no hayan privilegios, sino que exista la virtud, el amor, la dignidad y el papel de todo cristiano y todo para edificar la iglesia", dijo el obispo de Sonsonate.

De acuerdo con el sacerdote, el Papa invita a los feligreses a "ser iglesia" y pertenecer a ella, buscar a la misión de la iglesia llegando al corazón del hombre para dignificarlo, santificarlo y para salvarlo.

"Nos alegramos de tener un Papa que nos promueve y nos exige ser buenos servidores en la iglesia y pone ese reto para nosotros", concluyó Barrera.

Antes de culminar la ceremonia el nuncio apostólico en nombre de la Santa Sede hizo la entrega de la Condecoración Pontificia en grado de Comendador de la Orden de San Gregorio Magno al doctor Juan Daniel Alemán, ex secretario del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Con este tipo de distinción la Santa Sede reconoce los méritos de fieles laicos que se distinguieron por su generosidad y dedicación al testimonio de la fe y al servicio de la iglesia.

En la ceremonia participaron distintos funcionarios salvadoreños, como: Gloria de Oñate, alcaldesa de San Salvador; Ricardo Perdomo, ministro de Justicia y Seguridad; Manuel Melgar; y los candidatos efemelenistas Salvador Sánchez Cerén y Óscar Ortiz.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación