Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obras a medias en calle El Chupadero

Los trabajos no son definitivos. Según los encargados, la obra deberá recibir mantenimiento al menos dos veces al año.Recientemente la Primera Dama de la República visitó el lugar donde será la sede de ayuda para la mujer del oriente del país.

Los trabajos están orientados para que la calle no continúe dañándose. No habrá paso vehicular. Fotos EDH / Mauricio GuevaraHay tramos de la arteria que no se pueden transitar. Personas piden reparación total de la vía.

Los trabajos están orientados para que la calle no continúe dañándose. No habrá paso vehicular. Fotos EDH / Mauricio GuevaraHay tramos de la arteria que no se pueden...

Los trabajos están orientados para que la calle no continúe dañándose. No habrá paso vehicular. Fotos EDH / Mauricio GuevaraHay tramos de la arteria que no se pueden transitar. Personas piden reparación total de la vía.

SANTA ANA. Desde hace más de ocho años las autoridades del Instituto Nacional de Santa Ana (INSA), habían solicitado la reparación de una de las principales arterias que pasa en su costado de sus instalaciones.

La arteria, conocida como El Chupadero, no solo ha representado una amenaza para la comunidad estudiantil, sino también para decenas de personas que residen en sus alrededores que dicen sentirse aislados porque ésta se encuentra intransitable.

De hecho, en uno de sus tramos se formó, hace más de cinco años, una barranca de más de 20 metros de profundidad, debido a que las autoridades de turno nunca le dieron mantenimiento.

Desde finales de diciembre pasado, la alcaldía y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) iniciaron la reparación de parte de la vía. Pero de acuerdo con el jefe regional del MOP, Alex Beltrán, estos trabajos no pretende habilitar la calle para el uso vehicular, sino minimizar el riesgo que los muros del INSA cedan a causa de su mismos deterioro.

"El motivo es dragar las aguas adecuadamente, que el agua vaya al centro de la calle y no a las orillas como está ahorita", explicó Beltrán.

Además, manifestó que los trabajos son una alternativa temporal y que deberán recibir mantenimiento al menos dos veces al año con el fin de que el problema no persista.

El costo de la obra ronda los 30 mil dólares y se pretende que sea entregada este mes.

La intervención es en al menos 300 metros de la calle.

El director del centro de estudios, Ismael Quijada, dijo que en algunas áreas de la entidad no puede haber presencia de alumnos debido al riesgo que corren en caso de que los muros cedan.

"Nosotros hemos estado demandando condiciones de mayor seguridad para nuestros jóvenes; esto nos dará mayor seguridad dentro y fuera de las instalaciones", manifestó Quijada.

Luego de finalizar los trabajos sobre la calle se realizarán algunas obras de albañilería básica en las áreas donde las caídas de agua en tiempo de invierno son más caudalosas.

Esto con la finalidad de evitar que se sigan formando cárcavas en el sector.

Además, en la zona ya existe una bóveda de agua, la cual favorecerá para que los trabajos se realicen en menos tiempo y el agua se pueda encausar con facilidad.

"Esta calle va a quedar de tierra compactada. En este lugar hay más cosas por hacer", reconoció el jefe del MOP.

Personas que residen en el sitio dijeron que la intervención de la calle debe de ser mayor pues los tramos más dañados están quedando sin ser atendidos. "Hay pedazos que son intransitables, uno debe de caminar por veredas", se quejó Carmina Herrera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación