Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Obras en calle El Chupadero terminarán hasta diciembre

Los trabajos comenzaron a finales de febrero; pero fueron destruidos tras fuertes lluvias

Los trabajos en esta vía terminarán en diciembre, y de acuerdo con los reportes de la institución, lo que falta por construir es el 25 % de la obra.fotos edh / cristian díaz

Los trabajos en esta vía terminarán en diciembre, y de acuerdo con los reportes de la institución, lo que falta por construir es el 25 % de la...

Los trabajos en esta vía terminarán en diciembre, y de acuerdo con los reportes de la institución, lo que falta por construir es el 25 % de la obra.fotos edh / cristian díaz

SANTA ANA. Los trabajos de mitigación en la calle El Chupadero inicialmente estaban programados para ser ejecutados en 60 días; sin embargo, se extenderán a ocho meses de la fecha prevista para su conclusión, que era en abril pasado.

El Ministerio de Obras Públicas (MOP) informó a través de un comunicado, que la obra lleva el 72 por ciento de avance y que tienen previsto terminarla en diciembre.

La intervención del tramo de la arteria, ubicado entre la 31a. y 37a. Calle Poniente, arrancó el 26 de febrero.

No obstante, la entidad argumentó que cuando tenían un avance del 35 por ciento, las fuertes lluvias que se produjeron entre mayo y junio y la fragilidad del terreno, destruyeron lo ya hecho.

Eso provocó partir de cero los trabajos y obligó a modificar su diseño, incluyendo la construcción de un muro de retención extra a los propuestos en un comienzo.

Los santanecos han criticado la ejecución del proyecto bajo el argumento que debió hacerse en época de verano, evitando pérdida de tiempo y de dinero.

Un transeúnte de la zona, Alejandro Calzadilla, reconoció la importancia que tiene la mitigación de riesgo en la calle; pero criticó la tardanza con la que han ejecutado los trabajos.

Antes de estos, partes de humildes casas ubicadas a un costado de una barranca formada en el sitio y el muro de una institución educativa cedieron por la fragilidad del suelo.

Varias familias también son albergadas durante la época de lluvia por el peligro que representaba el lugar, mientras que otras optaron por abandonar los terrenos.

El MOP consignó que la obra, aunque no está concluida, ya está funcionando pese a las fuertes lluvias de los últimos días en Santa Ana.

La dependencia gubernamental pretende evitar con las obras, que el terreno continúe minándose.

Para ello harán tareas que permitirán dirigir las aguas lluvias que bajan desde el volcán de Santa Ana, hacia la bóveda madre del sistema de aguas lluvias.

La cantidad de agua que baja del coloso es tan grande que la carretera Panamericana, cerca de El Chupadero, acumula un caudal de trece metros cúbicos por segundo, aseguró el jefe regional del MOP, Alexander Beltrán, cuando comenzaron las labores en febrero pasado.

Los trabajos de mitigación son ejecutados a través de un convenio de cooperación entre el MOP, la alcaldía y la institución educativa que funciona aledaña a la obra.

Las dos primeras han aportado cada una, $171 mil; mientras que la tercera, $38 mil, de acuerdo con el MOP.

Es decir que la inversión en ese tramo de la arteria será de $380 mil.

Entre las obras que se han realizado está la construcción de 72 metros lineales de canaleta de block con una dimensión de tres metros de ancho y tres de profundidad.

Relleno compactado con 10,200 metros cúbicos de material selecto y construcción de tres guardaniveles de mampostería de piedra.

Incluye estabilización, conformación y revestimiento de taludes.

Además, harán otras obras complementarias como la construcción de cama de agua en la canaleta abierta, construcción de un cabezal de descarga de mampostería de piedra y anclajes.

El santaneco Alejandro Hernández opinó que la recuperación de toda la calle es importante para facilitar el fuerte tráfico vehicular que hay en las vías cercanas.

Recordó que antiguamente la calle era una de las principales para ingresar a Santa Ana.

El MOP cuenta con una hoja de ruta para la ejecución de medidas de corto y mediano plazo que permitan minimizar la problemática de erosión, socavación, formación de cárcavas e inestabilidad de taludes que se presentan en varios sectores a esta calle.

Entre esos sitios están la Avenida Fray Felipe de Jesús Moraga, cercanías de la feria ganadera y estación de bombeo Procavia.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación